Congreso dispuesto a ir a sesiones extras para aprobar la reforma tributaria

El presidente del Senado y del Partido de la U, Roy Barreras, recordó que incluso se puede sesionar los domingos.

El presidente del Partido de la U y del Senado, Roy Barreras, dijo este lunes que de ser necesario convocará a sesiones extras para que el proyecto de reforma tributaria pueda ser aprobado por el Congreso antes que finalice el presente año.

Las sesiones del Congreso van hasta el domingo, no hasta el viernes. Lo que puedo asegurar es que la reforma será discutida, nadie va a retirarla (…) Todos los días que sean necesarios los debatiremos y los discutiremos. Si se necesitan sesiones extras pues seguiremos de largo sábado, domingo, lunes, martes y los días que sean necesarios”, aseguró Barreras.

Así mismo, el presidente del Partido de la U, aseguró que el próximo jueves esa colectividad volverá a reunirse con los técnicos de Hacienda “y estaremos avanzando el tiempo que sea necesario sin prisas, con calma, pero con la responsabilidad de ofrecer una reforma que es progresista, buena y para la equidad en Colombia”.

Por su parte, el senador Mauricio Lizcano, también del Partido de la U, reiteró que la ponencia fue radicada en la tarde de este lunes y mañana será anunciada para que sea votada el día miércoles.

“También tendremos el jueves, el sábado y el domingo, cinco días, pero incluso se habló con el Presidente (Santos) que si en esos cinco días de sesiones ordinarias no se logra concretar, se puede convocar inmediatamente a sesiones extraordinarias la próxima semana y el Partido dijo estar dispuesto a asistir con tal de que haya reforma antes del 31 de diciembre”.

Síntomas de preocupación rondan en el interior del Gobierno por la suerte de la reforma tributaria que esta semana rinde el último examen en el Congreso de la República para pasar a sanción presidencial y entrar en vigencia el primero de enero de 2013, como lo ha estimado el Ejecutivo.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que “estamos invocando a la Divina Providencia” para que la reforma tributaria se aprobada, y aclaró que el Gobierno no está confiado porque ese tipo de iniciativas “nunca son fáciles y por supuesto, uno en esto no puede decir que está al otro lado hasta que se haya votado y hasta que se tengan las mayorías”.