Para Cuba, exclusión de Cumbre de las Américas demuestra hostilidad de EE.UU.

Aseguró que la política de Obama se mantiene estancada en el tiempo.

Cuba afirmó este martes que su exclusión de la Cumbre de las Américas, que se celebrará este fin de semana en Cartagena, demuestra la falta de voluntad de Washington para "conectarse" con sus vecinos latinoamericanos y cambiar su "política agresiva" contra la isla.

"El veto, una vez más, de las autoridades estadounidenses (a que Cuba participe en la Cumbre) demuestra fehacientemente que estas no albergan real voluntad para 'conectarse' con sus vecinos del Sur, ni para cambiar su política agresiva contra nuestro país", dijo el diario oficial Granma.

La negativa de Washington a la participación cubana "evoca el lenguaje clásico de la guerra fría, con el que se pretende justificar el hecho de que las expresiones del gobierno de Barack Obama relativas a un cambio de política hacia Cuba no hayan trascendido la retórica.

Nada ha cambiado en la esencia de la política de hostilidad estadounidense hacia nuestro país", agregó.

El diario negó que la ausencia de Cuba esté ligada a que no es miembro activo de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la cual fue marginada en 1962 por presiones de Washington, aunque esta medida fue anulada en 2009.

Granma insistió que a Cuba no "le interesa tener relación alguna con esa organización que ha servido como plataforma de los Estados Unidos para agredir y expoliar a América Latina y el Caribe".

"El gobierno de los Estados Unidos debería entender que, como definió el presidente ecuatoriano Rafael Correa, nuestra región no vive una época de cambios, sino un cambio de época", dijo.

En la anterior cumbre, en Trinidad y Tobago en abril de 2009, Obama "habló de disposición a buscar 'un nuevo comienzo con Cuba', de comprometerse en un amplio espectro de temas con nuestro país y de mover las relaciones bilaterales en una nueva dirección", remarcó.

"Sin embargo, y no por falta de movimiento o de iniciativas del lado cubano, la política de los Estados Unidos se mantiene estancada en el mismo punto", añadió.