De La Calle advierte que reforma política no cabe en el "fast track"

El exvicepresidente advirtió que el Gobierno no puede caer en la tentación de utilizar este mecanismo para fines distintos a implementar el acuerdo de paz.

Humberto de la Calle, exvicepresidente de la República y jefe negociador del Gobierno en los diálogos con las Farc.Archivo

El exvicepresidente Humberto de la Calle, quien fue por cinco años jefe negociador del Gobierno en los diálogos con las Farc, empezó a tomar distancia del Ejecutivo.  En un conversatorio en la Universidad Los Libertadores, De la Calle advirtió que la propuesta de reforma política lanzada por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, no puede ser tramitada mediante el procedimiento especial legislativo, conocido coloquialmente como "fast track". 

“Ese instrumento tiene que ser usado con mucho cuidado, hay unas ideas sueltas de reforma política, lo que yo recomendaría es que no podemos usar desbordadamente ese mecanismo, tenemos que ser estrictamente rigurosos en utilizarlo exclusivamente para aquello que se deriva de los acordado en La Habana porque si hay una tentación de usarlo para lo que sea termina perdiendo su propósito que es la implementación del acuerdo”, señaló el exvicepresidente.

De La Calle se refierió puntualmente a la propuesta del Gobierno de impulsar un revolcón en el sistema político, ampliando a cinco años el periodo del Presidente de la República, eliminado el cargo de Vicepresidente, emparejando los periodos de alcaldes y gobernadores con los de Congreso y Ejecutivo, así como también propuso promover el voto obligatorio y permitir que desde los 16 años se pueda ejercer el derecho a sufragar.

Pero más allá de la propuesta en si lo que claramente preocupa a De La Calle es que el Gobierno desborde la naturaleza para la que fue creado el procedimiento especial legislativo, que se instauró con el fin de implementar eficazmente el acuerdo de paz, pero ahora el Gobierno parece interesarse por utilizarlo para impulsar todo tipo de reformas.