Denuncian 'mico' en proyecto de transfuguismo

El pulso fue tan arduo que la votación quedó aplazada para el próximo martes.

Una dura polémica se presentó este juves en la plenaria de la Cámara de Representantes por el proyecto de transfuguismo, que reforma la Constitución para habilitar a los congresistas a inscribir sus candidaturas en 2014 a nombre de otros partidos. Tras una modificación inesperada en el texto de la iniciativa que busca que el 60 por ciento de una bancada pueda pedir su separación para ingresar a otro partido, la bancada del Partido de la U disolvió el quórum.

El pulso fue tan arduo que la votación quedó aplazada para el próximo martes. El Partido de la U, mayoría en esa corporación, no apoyó el proyecto, pero fue derrotado por el resto de las colectividades: 37 votos a favor del archivo del proyecto y 51 en contra.

En la corporación, los señalamientos fueron y vinieron. Los impulsores de la iniciativa introdujeron un cambio en el texto que, a juicio de Alfredo Deluque, vocero de la U en la Cámara, “viola el principio de consecutividad”.

Se refiere a la proposición que presentaron los autores del proyecto, entre quienes está el representante a la Cámara por el PIN Juan Carlos Salazar. La idea introduce la escisión de partidos. Según el representante Salazar, esta figura es “sana” porque “les abre la puerta a los partidos por si toman la decisión de renovarse y darse otro rostro en el 2014, cuando los umbrales se suben al 3 por ciento y los partidos minoritarios no van a tener posibilidad”.

Pero otros representantes piensan diferente y afirman que esta modificación parece haber revivido el fantasma de los micos que hundieron la reforma a la justicia. “El proyecto de escisión de partidos que se pretendió colgar como mico busca que un pequeño grupo de congresistas que pertenecen a un partido puedan solicitar la separación. Esto pasa por encima de las bases y los procesos internos de los partidos y hace parte de todo un paquete legislativo que se pretende aprobar para favorecer los intereses de algunos grupos de congresistas de cara a las próximas elecciones”, dijo la representante del Polo Alba Luz Pinilla.

El proyecto, al que aún le quedan seis debates, tampoco tiene el apoyo del Gobierno. “Es doble moral venir aquí a hacer votos de fe y a rasgarse las vestiduras mientras debajo del poncho se prepara una puñalada contra nuestra colectividad. Por eso no quiero que se apruebe, amigos del partido, señores senadores, esa proposición del transfuguismo. ¡Hundamos eso en el Congreso!”, fueron las palabras del presidente Juan Manuel Santos en la pasada asamblea de la U.