El color político de las casas gratis

El 74% de las viviendas se entregará en municipios administrados por los partidos de la Unidad Nacional. En municipios donde el alcalde es del Partido Liberal se concentra el 25% de las viviendas a entregar.

El programa de las 100.000 casas gratis del gobierno Santos, que lideró el exministro de Vivienda Germán Vargas Lleras, sigue dando de qué hablar. Hace un mes el excongresista Juan Carlos Vélez pidió a la Procuraduría que estableciera si se trató de una estrategia presidencial de cara a la reelección. Semanas atrás la presencia de Vargas Lleras en la entrega de casas en Norte de Santander, Quindío y Valle aumentó las críticas de quienes argumentaron que, a pesar de que renunció al Ministerio de Vivienda, no lo hizo a los efectos políticos del programa.

A estos hechos se sumó la semana anterior la presentación de una acción popular ante los juzgados administrativos de Bogotá, a través de la cual se busca impedir que el Gobierno haga uso proselitista en los actos de entrega de las casas gratis. El promotor de la iniciativa fue Ricardo Cifuentes, representante de la Corporación Foro Ciudadano, quien puso como ejemplo la entrega de 455 casas gratis en Cúcuta el pasado 26 de julio, en la que el presidente estuvo acompañado del exministro Vargas Lleras.

En ese acto público, el primer mandatario inició su discurso diciendo: “Saludamos al alcalde Donamaris Ramírez. Si me lanzo a la reelección, ya tengo jefe de debate”. En criterio del promotor de la acción popular, desde su primera frase el presidente Santos “le imprimió un tinte reeleccionista al programa”. Por eso pidió que se le prohíba hacer política en su beneficio o el de terceros a través de estos actos, y que se le impida invitar a políticos adeptos a su campaña para que la comunidad deba sentirse agradecida con ellos.

En medio de este debate, cabe un interrogante: en caso de ser cierto que el programa genera réditos políticos, ¿qué grupos o personas podrían beneficiarse? Para conocer el aparente color político de las casas gratis, El Espectador realizó una evaluación: cruzó la información de los municipios donde actualmente se adelantan los proyectos, el número de las casas repartidas y los datos generales acerca de los movimientos políticos a los que pertenecen los alcaldes. La idea era establecer cuántas viviendas se entregarán y qué partidos políticos administran esas poblaciones.

Para empezar, se debe aclarar que las estadísticas oficiales dan cuenta de que en las pasadas elecciones locales de octubre de 2011 fueron 12 los partidos políticos que ganaron las alcaldías del país. Según esta información, el que más administraciones ganó fue el Partido de la U, con 260 alcaldías, seguido del Partido Conservador, con 193; el Partido Liberal, con 182, y Cambio Radical, con 152. Estas cuatro colectividades que hoy hacen parte de la Unidad Nacional del gobierno Santos tienen el poder local en el 71% de los municipios (787 alcaldías).

En cuanto a la ubicación de los proyectos de viviendas gratuitas, se trata de 317 urbanizaciones situadas en 244 municipios de 29 departamentos, para un total de 106.000 viviendas. Aunque no hay proyectos en todos los municipios, los que avanzan están ubicados en poblaciones que concentran al 70% de los habitantes del país. Al hacer el cruce de datos de casas, municipios y partidos, se observa que el 75% de las viviendas se entregará en poblaciones administradas por mandatarios de los partidos de la Unidad Nacional.

Si se discrimina este cruce por partidos, la lista la encabezan los municipios administrados por el Partido Liberal, donde se entregará el 25% de las viviendas. Luego siguen los gobernados por el Partido de la U (23%), Cambio Radical (14,2%) y el Conservador (12,2%). En las poblaciones administradas por estos partidos se entregarán 75.000 casas gratis. Las otras 31.000 se darán en municipios donde ganaron partidos como ASI (5,4%), Progresistas (4,8%), Verde (4,3%), AICO (1,4%), Afrovides (1,2%), PIN (0,8%) y Polo (0,2%).

Al analizar cuáles departamentos concentran el mayor número de proyectos, Antioquia encabeza el listado con ventaja. Allí se entregarán 16.000 casas, distribuidas en 77 proyectos que se construyen en 61 de sus 125 municipios. Después vienen Valle, con 17 proyectos en 11 municipios y 7.654 viviendas; Atlántico, con 11 proyectos en 10 municipios y 7.618 viviendas; Córdoba, con 7 proyectos en 5 municipios y 6.070 casas, y Cundinamarca, con 20 proyectos en 14 municipios y 5.913 casas.

Al hacer el análisis por ciudades, la lista la encabeza Medellín (administrada por un alcalde del Partido Liberal), con 8.652 casas; Montería (conservador), con 4.924; Santa Marta (liberal), con 4.000; Barranquilla (Cambio Radical), con 3.832; Cali (firmas), con 3.591; Cartagena (ASI), con 3.396; Sincelejo (la U), con 2.786, y Valledupar (firmas), con 2.680. A pesar de que Bogotá supera en población a departamentos como Atlántico, Córdoba y Cundinamarca juntos, en la capital del país se construyen apenas 14 proyectos, que corresponden a 4.837 casas gratis.

En medio de la controversia política que ya se vive alrededor del proyecto de las casas gratis, lo cierto es que 100.000 familias celebrarán al recibir las llaves de sus viviendas. Entonces, como lo reconoció en su momento Vargas Lleras, “los sectores más pobres recordarán al presidente Santos con agradecimiento, porque fue quien creyó en el programa y apropió los recursos”. Los opositores del Gobierno sostienen que este agradecimiento podría convertirse en votos, aunque según algunos beneficiarios de las casas, votos y viviendas no tienen relación.

Rosa María Gamboa (Palmira) y Olinda Benítez (Armenia) son beneficiarias. Ambas sostienen que, pese a que recordarán a este gobierno toda su vida por haber hecho realidad sus sueños, la entrega de las casas no influirá en su voto para las próximas elecciones. Por el contrario, agregan, la entrega de casas gratis constituye un deber de los gobernantes si quieren sacar al país adelante. “Yo voto a conciencia y no me compran con ladrillos”, observó Olinda.

Sin embargo, hay casos en los que el programa sí ha generado efectos políticos. De acuerdo con la Misión de Observación Electoral (MOE), por ejemplo, se sabe del caso de un municipio del sur del país en el que se promueve la revocatoria de su alcalde, entre muchas razones, por no haber logrado que el programa de viviendas gratis del presidente Santos beneficiara a su población. Alejandra Barrios, directora de la MOE, señala que pese a que muchos quieren desligar la política del programa social, es obvio que las casas gratis tendrán efectos electorales, puntualmente en la eventual reelección del presidente Santos.

“Es obvio que un gobierno busca que sus buenas políticas generen respaldo electoral. Y en este caso es lógico, ya que la entrega de una vivienda marca la vida de una persona y la fideliza frente a determinado partido. No cabe duda de que el programa tendrá efectos de cara a una posible reelección. Esto no es malo en sí, ya que el gobernante espera que la premiación por buenas decisiones se reconozca en las urnas, en un escenario donde el voto no se compra sino que es el resultado de la evaluación favorable de la gente a una buena gestión”.

Podría pensarse que en este caso concreto las personas beneficiadas y sus allegados con seguridad van a apoyar la continuidad de esta propuesta política. Eso sí, siempre y cuando quede claro que la entrega de viviendas se hizo bajo criterios objetivos y no por prácticas clientelistas. “Si el criterio de entrega hubiera sido: ‘Porque votó por mí, por los votos que me consiguió o los que me conseguirá’, estaríamos hablando de que se están poniendo recursos del Estado con fines electorales. Pero si los votos son el resultado de la evaluación de una buena política de gobierno, es distinto”, concluye la directora de la MOE.

De todos modos, ahora que empieza a calentarse la contienda electoral, el programa de las casas gratis mueve la política. En tres meses el país sabrá si el presidente Santos va a buscar o no un segundo mandato. De no ser así, es claro que tomaría forma la candidatura de Germán Vargas Lleras, quien fue el funcionario que lideró el proyecto y entregó las primeras casas, y quien lo sigue haciendo a pesar de que ya no está en la nómina oficial. Aún no se conocen las observaciones de la Procuraduría sobre el tema y se deben aguardar las decisiones sobre la citada acción popular.

(Vea infografía aquí)