Embajador de EE.UU. advierte que producción de coca en el país aumentará

Kevin Whitaker dijo en Bogotá que el área cultivada de hojas de cocaína incrementará debido a la juventud de las plantaciones.

Nelson Sierra - El Espectador

La producción de cocaína en Colombia, principal productor mundial de esta droga según cifras de la ONU (96.000 hectáreas de sembradíos), seguirá en aumento por la juventud de las plantaciones, según lo expresó este jueves en Bogotá el embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker. 

"La cantidad de cocaína, resultado de cualquier monto de hectáreas que habrá, va a seguir aumentando porque hay una cantidad de sembradíos de coca en el país que son muy jóvenes", dijo el embajador a Caracol Radio.

El diplomático aseguró que es "realmente es difícil" conocer con certeza si el área cultivada de hojas de coca va a subir en 2017. "Hay una cantidad de coca en el país sin precedente, hay que dar respuesta a eso", agregó Whitaker.

Según Naciones Unidas, que prevé entregar su informe sobre producción de drogas y cultivos ilícitos en Colombia en julio, el área sembrada en el país permite una producción potencial de 646 toneladas de cocaína al año. El embajador sostuvo también que el gobierno debe hacer erradicaciones voluntarias y forzosas de estas plantaciones, para enfrentar esta "amenaza en términos de salud pública y seguridad pública" para Colombia, Estados Unidos y demás países intermedios.

"Hay que pensar en todas la opciones", apuntó el diplomático, mencionado la fumigación aérea como opción, y recordando que Washington considera que es "segura y eficaz", pero el gobierno de Juan Manuel Santos suspendió ese método a partir de octubre de 2015, por problemas ambientales y de salud. A pesar de esto, dijo, "la decisión por parte de Colombia de dejar de fumigar es una decisión soberana que respetamos plenamente". 

Para este año, el Gobierno Nacional espera erradicar y sustituir 100.000 hectáreas de coca, en un esfuerzo que contará con apoyo de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que en el acuerdo de paz firmado en noviembre se comprometió a combatir el narcotráfico, combustible desde la década de 1980 del conflicto armado.