En el limbo proyecto que reduce aporte a salud del 12 al 4 % para pensionados

Esta semana, en el senado hubo reparos al texto de la conciliación, que ya fue aprobada. Varios pidieron reabrir la discusión y la votación, que quedó para el próximo martes, último día de la legislatura. Si no se aprueba, se hunde.

la reducción de aportes en salud en las pensiones beneficiaría a unos dos millones de colombianos. Archivo

Uno de los proyectos de ley que más ha concentrado la atención de los colombianos en los últimos años ha sido el que busca reducir el aporte mensual que hacen los pensionados en salud del 12 % al 4 %. Un logro que se creía alcanzado en la actual legislatura, cuando la iniciativa superó todos los debates en el Congreso de la República, pese a los reparos y el mismo concepto negativo que había dado el Ministerio de Hacienda y los anuncios de la Casa de Nariño de que la objetaría pues ello implicaría un costo muy alto para las finanzas del país. Vale aclarar que este beneficio solo aplicaría para pensiones de hasta cuatro salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Pues bien, ahora resulta que un grupo de senadores solicitaron esta semana reabrir la discusión y votación del proyecto, porque aparentemente en el proceso de conciliación pudo haber quedado viciado, pues se habría aprobado favorecer no solo a los pensionados que reciben esos menos de cuatro salarios mínimos, sino a todos, incluso a ellos mismos y a otros que reciben megapensiones. El lío es que e tiempo apremia, el próximo martes 20 de junio se acaba la legislatura y si no se aprueba nuevamente, la ley se hunde.

El meollo del asunto tiene que ver con el texto de conciliación aprobado por la subcomisión de la Cámara de Representantes. En concepto de algunos senadores que participaron en ese proceso conciliatorio, tal y como quedó la ley los beneficiaría directamente, por lo optaron por declararse impedidos. El presidente del Senado, Mauricio Lizcano, autorizó votar el informe de la subcomisión, ante lo cual 26 senadores se retiraron del recinto, pues habían presentado impedimentos, lo que disolvió el quorum.

Ante esta situación, Lizcano pidió que se votara el aplazamiento, que inicialmente tampoco contó con los votos necesarios, pero después fue aceptado y quedó en primer orden para la siguiente sesión, es decir, la del martes. Pero según el senador liberal Edinson Delgado, uno de los ponentes del proyecto, la legislación colombiana no permite reabrir la votación de un proyecto de ley ya votado.

A su vez, el senador Juan Carlos Restrepo, de Cambio Radical, señaló que quedan dos caminos: “O se acepta el informe que presentó la comisión accidental o se niega el informe y queda para reapertura un proyecto que ya fue votado en la Cámara y, si es así, díganle la verdad a todos los pensionados: se hundió el proyecto porque el tramite no llegó a su conclusión. Las cosas se enfrentan con la verdad, no digamos mentiras y no sigamos con carretas”.

Alexander López, senador del Polo Democrático y uno de los autores de la iniciativa, calificó como una “traición articulada por el Gobierno Nacional y una simonada” la decisión de reabrir la discusión. “El presidente Santos, cuando estaba en la campaña presidencial de 2014, le aseguró a los pensionados de Colombia que respaldaría el proyecto para reducir el aporte a salud del 12 al 4 %  y posteriormente, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la discusión de la reforma tributaria, en diciembre de 2016, también hizo lo mismo y ahora están traicionando a los pensionados, tratando de hundir el proyecto”, dijo.

López indicó además que lo que está sucediendo es abiertamente ilegal y que lo que hay detrás son artimañas del minhacienda: “Todas las bajezas que no se deben utilizar en una democracia han sido utilizadas para hundir un proyecto que mejora las condiciones de vida de los pensionados, al permitirles un alivio económico del 8 % menos en aporte a salud (…) la  conciliación fue aprobada por unanimidad por la plenaria el 7 de junio. Si el Senado no la reabre y aprueba los argumentos que dio la comisión, automáticamente quedaría aprobada la reducción del 12 al 4 % de los aportes que en salud hacen los pensionados. De lo contrario el proyecto quedaría viciado y se hundiría”.

Con respecto al planteamiento dado por algunos senadores de declararse impedidos, el congresista del Polo aclaró que no pueden decir que están impedidos porque el texto en conciliación ya se votó. “Los impedimentos fueron presentados y algunos fueron aprobados y otros negados, así que el argumento de que no sabían lo que estaban votando es un absurdo, las conciliaciones o los proyectos están expuestos a nuestra revisión de tal forma que cuando vengamos a la plenaria ya el tema este analizado y estudiado con nuestros equipos. Esto es otra simonada”, enfatizó López.

Lo que se puede decir es que la iniciativa está en el limbo. ¿Qué dicen los pensionados? Las palabras de Miguel Villamil, uno de sus voceros y quien ha seguido de cerca la discusión del proyecto en el Congreso, lo dice todo: “Estamos decepcionados de los gobernantes que elegimos para que nos administren, los señores senadores y los señores representantes, quienes no han querido apoyarnos en reducir el aporte en salud. Esos $150 mil que nos iban a reducir en el aporte de salud nos alcanzan para el mercado, el estudio de nuestros hijos, pero aquí hay una politiquería donde ellos no se dan cuenta que tienen sueldos de $28 millones mensuales y que para nosotros cualquier 5.000 pesos nos sirven mucho”.