En Tumaco, Farc habrían violado acuerdo de no hacer política en armas

El alcalde encargado de ese municipio envió una carta al alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, en la que le reclama por el apoyo que pudo recibir de las Farc, Julio César Cortés, quien es candidato en elecciones atípicas

Aunque las Farc no han dejado las armas, según una denuncia del alcalde encargado del municipio de Tumaco (Nariño), César Mauricio Ocampo, estarían haciendo reuniones políticas en favor Julio César Rivera, candidato a las elecciones atípicas que se darán en este municipio el 23 de abril.

La queja se la presentó directamente el alcalde Ocampo, quien en un oficio enviado al alto Comisionado para Paz, Serio Jaramillo, en el que realiza preguntas claras: ¿Las Farc están facultadas para que sus integrantes se desplacen a otras zonas del municipio a realizar convocatorias para reuniones políticas? ¿Cuál es el papel de los funcionarios del Alto Comisionado para la Paz frente a este tipo de situaciones? ¿El candidato está autorizado para hacer reuniones políticas con la guerrilla?

La pregunta más importante cuya respuesta dejaría de manifiesto la presunta participación de las Farc en política sin haber entregado las armas “¿Las Farc ya está facultada para realizar proselitismo político, a pesar de estar aún armados?”.

La denuncia que fue presentada por una organización llamada “campesinos de la zona rural de Tumaco” señala que alias “El Tigre”, acompañado de otros miembros de las Farc convocaron a una reunión política y afirmaron que quienes asistieran “iban a recibir dinero para el transporte y el almuerzo”. La cita era en la vereda La Playa, zona donde fue ubicada temporalmente la guerrilla.

En el encuentro, señalan los denunciantes, intervino alias “El Tigre” y otro miembro de las Farc conocido como comandante Felipe. Después, sobre el medio día, llega el candidato a la alcaldía Julio César Rivera.

En el encuentro, alias “El Tigre” aseguró que la “organización” respalda al candidato porque el mismo fue buscando el apoyo de las bases (de la guerrilla) y recibió el respaldo a cambio de que cumpla algunos compromisos.

Lea también: Farc, de campaña por la paz en La Guajira

Un episodio similar se presentó hace un año (antes de que concluyeran los diálogos de paz) en el municipio de Conejo (Guajira), donde ‘Iván Márquez’, segundo al mando de las Farc, estuvo junto con otros delegados en la mesa de La Habana, entre ellos Jesús Santrich y Joaquín Gómez, y repartieron volantes en favor de una Asamblea Constituyente. Lo que fue calificado como un acto de participación política en armas. (Lea: "Lo que hicieron las Farc fue grave, no queremos mezclar política y armas": Gobierno).

Casualmente, Julio César Rivera es el mismo candidato a la alcaldía que el 10 de marzo, subió a la tarima, acompañado del entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras, y generó una rechifla. Las preguntas están en manos del Alto Comisionado quien aún no se ha referido a este tema.