Publicidad
Política 24 Ene 2013 - 9:10 pm

Así concluye una ronda más de conversaciones entre gobierno y las Farc

Entre acuerdos y desacuerdos

En un comunicado conjunto, las partes hablan de ‘aproximaciones’ en cuanto a la erradicación de la pobreza rural y la transformación del campo colombiano.

Por: Hugo García Segura
  • 52Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/entre-acuerdos-y-desacuerdos-articulo-398649
    http://tinyurl.com/aggbxly
  • 0
insertar
El exvicepresidente de Colombia y jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle. /EFE

Terminada una ronda más de conversaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana, la primera de 2013-, varias cosas comienzan a quedar claras en cuanto a las coincidencias y diferencias de las partes en la mesa. Por ejemplo, la postura del jefe de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle, frente a las reiteradas peticiones de la guerrilla para que se declare un cese al fuego de manera bilateral, es decir que las fuerzas del Estado paren su ofensiva militar, es categórica: “Queremos la paz, sí, pero no a cualquier costo, no al costo de que, como producto de las conversaciones, la guerrilla se fortalezca para seguir en la guerra”, afirmó.

Según De la Calle, las acciones de las Fuerzas Armadas para defender a los colombianos se mantienen “y solo habrá cese al fuego cuando se hayan alcanzado los acuerdos definitivos de paz con la guerrilla”. Como se sabe, las Farc han dicho que es “necesario” rodear de tranquilidad el proceso y ello se logra con una tregua en la confrontación armada.

Incluso, el lunes pasado su vocero en La Habana, ‘Iván Márquez’, habló de la “regulación del conflicto”, consistente en el retiro de bases militares y de Policía en las poblaciones del país. “Que al menos se discuta un tratado de regularización de la guerra para evitarle a la población mayores padecimientos. Que no se instalen más bases ni cuarteles militares en medio de la población porque eso equivale a establecer escudos”, pidió ‘Márquez’. Petición que no está dispuesta a considerar, por ahora, el gobierno de Juan Manuel Santos.

En cuanto al tema de la política de desarrollo agrario integral, el primer punto de la agenda que se viene tratado desde finales del año pasado, en una declaración conjunta dada a conocer esta tarde, Gobierno y Farc dijeron que han logrado “aproximaciones” sobre la erradicación de la pobreza rural y la transformación del campo colombiano.

“Se abordó el análisis exhaustivo del punto de acceso a la tierra, apareciendo aproximaciones entre las delegaciones en lo que tiene que ver con erradicar la pobreza rural y lograr una transformación de la realidad del campo”, dice el texto. Y agrega: “Esas aspiraciones deben lograrse a través de programas integrales que democraticen el acceso a la tierra, que sean sostenibles, que regularicen y den seguridad jurídica a la propiedad y que aseguren bienestar al mayor número de campesinos y población rural”.

Según De la Calle, quien además del comunicado conjunto entregó unas breves declaraciones a la prensa, durante lo corrido de los diálogos en La Habana se han abordado todos los aspectos del tema del acceso a la tierra en un marco constitucional, y se estudian las cerca de 550 propuestas enviadas a la mesa por el foro agrario que se realizó en Bogotá en diciembre.

Eso sí, el vocero gubernamental rechazó tajantemente las afirmaciones de quienes, según dijo, han querido “distorsionar” los resultados de ese foro “mediante manipulaciones truculentas”, en alusión a la postura del presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie, quien en una reciente entrevista aseguró que lo que salió de dicho evento es que se van a meter con la propiedad privada y a expropiar.

“Una cosa es la crítica a la política de paz (...) pero otra muy distinta es tomar algunas de las propuestas radicales y dar por sentado que ellas comprometen a la delegación del Gobierno para crear alarma (…) cualquier solución al problema agrario se hará con y de la mano de los ganaderos. Buscaremos todos los canales para buscar las preocupaciones de los ganaderos. Pero ellas deben expresarse sin desfigurar las posiciones del gobierno en la mesa de diálogo”, enfatizó De la Calle.

Lo que no se sabe es si las coincidencias o aproximaciones de que hablan Gobierno y Farc tienen que ver, por ejemplo, con propuestas de esa guerrilla como la de que se estimulen usos agrícolas de la tierra que “desganadericen” las economías rurales y privilegien la producción de alimentos y la soberanía alimentaria; que la política tributaria sea un instrumento de la política de desconcentración de la propiedad o que se revisen o denuncien los acuerdos y tratados de libre comercio.

El jueves 31 de enero se reanudarán los diálogos. Sea como sea, en algún momento se tendrán que destapar los avances y, como lo ha dicho De la Calle, se consultarán las posturas de todos los sectores. Entonces habrá claridad de un proceso que, hay que decirlo, ha sabido mantener ese hermetismo que, así a algunos les incomode, es benéfico si se quiere llegar a buen puerto.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio