Formalizan denuncia contra funcionario de alcaldía de Cartagena por racismo

"Si Hitler hubiese conocido a los champetudos, no se hubiera metido con los judíos", señaló Jorge Enrique González, director de Tránsito de la ciudad.

El representante Yahir Acuña Cardales, vocero de Afrovides.
El representante Yahir Acuña Cardales, vocero de Afrovides.

El movimiento político Afrovides interpuso ante la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la Nación las respectivas denuncias penales y disciplinarias en contra de Jorge Enrique González Marrugo, actual director de Tránsito de la alcaldía de Cartagena.

Las dos medidas argumentan que el funcionario incurrió presuntamente en los delitos de hostigamientos por motivos de raza, religión, ideología política u origen nacional, étnico o cultural, agravado y/o apología del genocidio.

La denuncia se basa en que el secretario señaló en Twitter: "Si Hitler hubiese conocido a los champetudos, no se hubiera metido con los judíos".

El representante Yahir Acuña Cardales, vocero de Afrovides, dijo que este es un mensaje “grave y discriminatorio”.

Ese trino ha impulsado la movilización de líderes negros, quienes, sin dudarlo, han evidenciado un claro acto de agresión, postura en la que debo acompañarlos dada la evidente gravedad de las afirmaciones”, explicó.

Pero el congresista va más allá en su denuncia, al considerar que el funcionario de la alcaldía de Cartagena, podría poner en peligro la vida de los afectados con sus comentarios.

“Apología del genocidio. El que por cualquier medio difunda ideas o doctrinas que propicien, promuevan, el genocidio o el antisemitismo o de alguna forma lo justifiquen o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de las mismas”.

Y señaló: “Por todos es reconocido el gobernante Alemán como el genocida de los Judíos y de toda raza que considerara no se identificaba con el genotipo a la que él pertenecía, infiriéndose, del trino, que precisamente lo que reclamó fue el Genocidio de los Champeteros o su muerte”.