Como gesto gallardo calificó el presidente renuncia de Carlos Urrutia

El Jefe de Estado salió en defensa del embajador.

El presidente Juan Manuel Santos en el acto de juramento del embajador de Colombia en Estados Unidos, Carlos Urrutia, el 5 de septiembre de 2012.
El presidente Juan Manuel Santos en el acto de juramento del embajador de Colombia en Estados Unidos, Carlos Urrutia, el 5 de septiembre de 2012. Andrés Piscov - SIG

El presidente Juan Manuel Santos salió este martes en defensa del embajador de Colombia en Estados Unidos, Carlos Urrutia, quien renunció al cargo en las últimas horas.

El mandatario consideró que la decisión de abandonar el cargo es un gesto de “gallardía” frente a los políticos que quieren afectar la imagen del Gobierno.

“Está demostrando su talante y su gallardía al insistir en su renuncia para no prestarse a que su permanencia en la Embajada sea utilizada para perjudicar al Gobierno y al país, por quienes quieren politizar un bienvenido debate sobre el futuro del modelo agrícola que requiere el país”, manifestó el Jefe de Estado. (Escuche la declaración del Jefe de Estado).

Para Santos Urrutia “no tiene motivos sino para sentirse muy orgulloso por los servicios que le ha prestado al país y es merecedor de toda mi gratitud y la de todos los colombianos”.

La dimisión de Urrutia se registró a raíz del caso de la asesoría que prestó la firma de Brigard & Urrutia a unas multinacionales.

“La firma de abogados que lideré en el pasado le prestó asesoría legal a empresas con emprendimientos agroindustriales en la altillanura que tienen la vocación de convertir al país en una potencia alimentaria, ello forma parte de la función de los abogados”, citó en la carta.

Y continuó: “Confío plenamente en la legalidad de las tesis jurídicas que sustentan ese trabajo. Infortunadamente la discusión política se ha enfocado más en la forma que en el fondo y hay resistencia a escuchar razones jurídicas que concluyen que las adquisiciones de tierras se ejecutaron conforme al derecho”.

Lea completa la carta del embajador.