Gobierno ve viable abrir debate sobre familiares de parapolíticos en partidos

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, así se refirió a propósito del posible ingreso de Astrid Sánchez Montes de Oca al Senado.

Fernando Carrillo, el ministro del Interior / Archivo
Fernando Carrillo, el ministro del Interior / Archivo

El Gobierno Nacional no ocultó este miércoles su preocupación alrededor del reemplazo del senador Eduardo Carlos Merlano quien saldrá del Congreso tras la destitución e inhabilidad que le impuso la Procuraduría General de la Nación.

Al ser consultado sobre la llegada de Astrid Sánchez Montes de Oca, hermana del exrepresentante Odín Sánchez Montes de Oca —condenado a nueve años de prisión por sus vínculos con los paramilitares- el ministro del Interior, Fernando Carrillo Flórez, dijo que "esto deja una cantidad lecciones hacia adelante en relación con la regulación interna de los partidos".

Según él, pese a que en la ley hay reglas claras con respecto al ingreso de la ilegalidad en las colectividades, debe abrirse hacia delante el debate alrededor de estas nuevas lecciones.

"La ley puede fijar criterios de carácter general pero hacia delante hay que tener muy claras estas lecciones aprendidas que se han dado con estos fenómenos y tratar de pensar en normas de transparencia y purificación de la política", aseguró en diálogo con La W.

Astrid Sánchez escoltó a Merlano en la lista que presentó el partido de la U en las elecciones parlamentarias de 2010, y por el número de votos que obtuvo (37.024 ) se quedaría con la curul.

El clan Sánchez Montes de Oca

Astrid Sánchez Montes de Oca, miembro de uno de los clanes familiares que manejan la política de Chocó desde 1974, sería el reemplazo del senador Eduardo Carlos Merlano, a quien la Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años para ejercer cargos públicos, por negarse a una prueba de alcoholemia, impedir que le inmovilizaran su vehículo e intimidar a los patrulleros que lo retuvieron el pasado 13 de mayo en Barranquilla.

La probable sucesora de Merlano es hermana del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca —condenado a nueve años de prisión por sus vínculos con los paramilitares— y del exgobernador de Chocó Patrocinio Sánchez Montes de Oca —investigado por incurrir en presuntas irregularidades cuando se desempeñó como alcalde de Quibdó.