Indígenas Embera-Chamí se comprometen a abolir la mutilación genital de sus niñas

La idea es tomar conciencia del riesgo que pueden sufrir las mujeres al realizarles la ablación, además, de la necesidad de salvaguardar el derecho fundamental de las mujeres y las niñas a la integridad física y psíquica.

La perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital de las mujeres es para muchas comunidades indígenas una práctica común.Archivo

En un compromiso formalizado con la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, la comunidad indígena Embera-Chamí, ubicada en 18 municipios de ese departamento, se comprometió a erradicar la práctica ancestral de la ablación o mutilación genital de sus mujeres recién nacidas.

“Para poder que nuestras niñas sigan viviendo y nadie les haga daño y poder erradicar en este momento algo que estaba dentro de nuestra cultura que nos hacía daño, venimos a reafirmar lo que los gobernadores y autoridades indígenas habíamos hablado para que sea erradicado la ablación”, dijo Sor Liliana Niaza Tascón, consejera de Mujer del Asentamiento Jai Kera Wera, del municipio de El Dovio.

La histórica decisión se tomó luego de la intervención hecha desde el año pasado por parte de la Gobernación del Valle ante la comunidad indígena, para concientizarla del riesgo que pueden sufrir las mujeres al realizarles la ablación, además, de la necesidad de salvaguardar el derecho fundamental de las mujeres y las niñas a la integridad física y psíquica.

“Hoy se ha firmado un mandato que erradica la ablación que ha ocasionado muertes y muchísimos traumatismos para las mujeres indígenas. Tenemos que seguir en un trabajo de educación de las parteras y algunos hombres, que todavía tienen en su cultura este tipo de tradiciones”, expresó la gobernadora, Dilian Francisca Toro.

Para Alberto Guasiruma, Consejero Mayor Indígena del Valle del Cauca, la firma de este mandato será  “una herramienta que permitirá erradicar una de las prácticas nocivas  al interior de la cultura Embera como lo es la ablación a las niñas”. 

Los municipios donde habitan la comunidad Embera-Chamí son Buenaventura, Calima-Darién, Restrepo, Vijes, Yotoco, Trujillo, Bolívar, El Dovio, El Cairo, Argelia, Ansermanuevo, Tuluá, Bugalagrande, La Victoria, Obando, Sevilla y Alcalá.