Congreso rindió homenaje a líderes de la UP asesinados

En un sentido reconocimiento, este miércoles en el Congreso se rindió homenaje a los congresistas de la Unión Patriótica que fueron asesinados entre 1986 y 2001.

Leonardo Posada Pedraza, Pedro Nel Jiménez, Pedro Luis Valencia Giraldo, Octavio Vargas Cuellar, Bernardo Jaramillo Ossa, Henry Millan González, Manuel Cepeda Vargas, Jairo Bedoya Hoyos, Octavio Sarmiento Bohórquez. Los nombres corresponden a los 6 representantes a la Cámara y tres senadores de la Unión Patriótica que fueron asesinados entre 1986 y 2001 y que este miércoles volvieron a ser protagonistas  en el recinto del Congreso de la República.

Se trató de un reconocimiento y un llamado por el Nunca más al genocidio político en Colombia, impulsado por el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda Castro -hijo del asesinado parlamentario de la UP Manuel Cepeda Vargas- y el representante a la Cámara Alirio Uribe.

 

Además, en el capitolio se instaló una placa con los nombres de los congresistas asesinados, perseguidos y exiliados.

Durante su intervención en el homenaje, Aída Avella, presidenta de la UP, aseguró que a pesar de los múltiples intentos de acabar con la UP, el partido ha logrado seguir adelante: "Aquí estamos, los familiares, los sobrevivientes, los amigos, los que no nos resignamos jamás a sus ausencias (...) intentaron destruir nuestra identidad política, lo hicieron con asesinatos, desapariciones forzadas, masacres, amenazas y el destierro. Lo planificaron detalle a detalle, prepararon todos los escenarios, paralizaron la justicia con asesinatos y amenazas para posicionar la impunidad".

Avella además hizo un llamado al Gobierno para que atienda el fenómeno del paramilitarismo en el país. "Hasta que el Estado no acabe con el paramilitarismo que en algunas regiones continua vigente, el genocidio va a continuar en Colombia. El pueblo colombiano no puede seguri viendo caer sus lídres sociales como en las últimas tres décadas"

La Unión Patriótica nació en 1985 como el partido político de las Farc. Participaron en elecciones por primera vez en 1986, sin embargo, sus miembros fueron sistemáticamente asesinados.