La carta que Uribe envió al Congreso de EE.UU.

En la misiva, enviada este domingo, el expresidente asegura que “la situación de riesgo de Colombia” tiene vínculos con la crisis que está viviendo Venezuela. Critica una vez más el acuerdo de paz y las decisiones del Gobierno Santos.

Dos semanas después de que se armara revuelo político en el país porque el presidente Santos dijo que el Centro Democrático enviaría una carta al Congreso de EE.UU. pidiendo que se suspendieran las ayudas para Colombia, y la oposición negó la existencia de dicha misiva, el senador Álvaro Uribe publicó esta mañana un documento dirigido a las autoridades y al Legislativo norteamericano, en el que crítica duramente las decisiones del Gobierno Santos y el acuerdo de paz con las Farc.

Estados Unidos es muy importante para Colombia porque es su principal socio comercial, y con el que mantiene un Tratado de Libre Comercio desde 2002. Además durante su administración, Obama prometió que el programa Plan Colombia, que ahora se llama Paz Colombia, aportaría unos US$450 millones en el primer año, pero aun no ha terminado de ser aprobado por el Congreso de EE.UU. Estos recursos serán vitales para la implementación del acuerdo de paz.

El expresidente Uribe señala en su carta que la situación actual de nuestro país se relaciona con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, en Venezuela. En la carta se abordaron temas como el narcotráfico, las Farc, la justicia para la guerrilla, la Constitución , los resultados del plebiscito y las fuerzas militares.

Uribe señala que el consumo, la adicción y la criminalidad han aumentado por culpa del narcotráfico, que esa proliferación de los cultivos ilícitos es culpa del Gobierno por “complacer a las Farc”, y que la erradicación manual se redujo. El acuerdo de paz con ese grupo guerrillero fue nuevamente criticado por el exmandatario, quien lideró la campaña del No en el plebiscito que buscaba refrendar lo pactado.

“Las Farc han diseñado su propia justicia. Los jueces serán nombrados por personas permisivas con el terrorismo y similares a la supuesta ideología de las Farc”, continúa el congresista, quien agrega que los “capos” guerrilleros y sus ayudantes recibirán “impunidad” y obtendrán la elegibilidad política aun después de haber cometido crímenes atroces, como el reclutamiento infantil y los abusos sexuales contra mujeres. Y que el narcotráfico también será aceptado como un delito político, relacionado con el financiamiento de la rebelión.

“Simon Trinidad cumple una condena en Estados Unidos por narcotráfico y secuestro de tres ciudadanos estadounidenses, sin embargo, sus cómplices gozan de impunidad en Colombia”, cita Uribe en la misiva. Que la Constitución fue sustituida por el acuerdo de paz con las Farc, que la guerrilla amenaza al sector privado, que el Gobierno no acató los resultados del plebiscito y que los futuros gobiernos “pro Farc” adoptarán el mismo camino de Maduro en Venezuela, fueron otros de los reproches del líder del Centro Democrático.

“La gente pobre en la desesperación, sin esperanza debido a la ausencia de inversión privada y afectada por la violencia, no apreciará la diferencia entre nuestro Estado de Derecho y la tiranía vecina”. De acuerdo con el senador, Colombia necesita cambios profundos, de lo contrario está condenada a convertirse en otra versión de Maduro.  

“No podemos separar el caso de Venezuela de nuestra situación de riesgo. Chávez y Maduro han sido los partidarios del terrorismo en nuestro país. Las dos organizaciones más grandes, las Farc y el Eln, han sido protegidas en Venezuela, y con gran presencia en este país, secuestran, extorsionan, amenazan y atacan a sus ciudadanos. Venezuela necesita remover a Maduro y su régimen y adoptar el estado de derecho con un fuerte sector privado para superar la pobreza”, concluye Uribe en la misiva.

Venezuela ha jugado un destacado papel en las conversaciones de paz entre el Gobierno y las Farc y los elenos, ha sido uno de los países que han acompañado ambos procesos que pretende ponerle fin a la guerra.