Marta Lucía Ramírez irá por firmas para las elecciones de 2018

La excandidata presidencial en 2014 presentó su renuncia al partido Conservador. Este martes inscribirá el comité para recolectar las rúbricas necesarias para formalizar una nueva candidatura.

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2014, Marta Lucía Ramírez obtuvo cerca de dos millones de votos.Archivo

Marta Lucía Ramírez inscribirá este martes en la tarde en la Registraduría el comité para recoger firmas para su candidatura a la presidencia en 2018. Así, se convierte en la candidata número 26 en decidir irse por rúbricas y en otra figura política que le da la espalda a un partido tradicional.

Ramírez, que en la primera vuelta de 2014 fue la tercera candidata con más votos (cerca de dos millones), decidió tomar distancia del partido Conservador, la colectividad con la que participó en las elecciones pasadas. Entre los motivos por los que se alejará de este partido se encuentra las diferencias que hay entre ella, que fue opositora al acuerdo entre el Gobierno y las Farc, y los conservadores que insisten en que la colectividad debe permanecer en la Unidad Nacional.

Así las cosas, el panorama para los conservadores se ve complicado, pues queda sin un candidato verdaderamente fuerte para que el partido tenga un candidato propio en las próximas contiendas electorales. Como fichas para esas elecciones, los godos tienen como fichas para las presidenciales al exgobernador del Valle Ubeimar Delgado y al exministro Rubén Darío Lizarralde.

Pero no es la primera de los conservadores que se va. Ya antes lo había hecho el expresidente Andrés Pastrana, quien más temprano este año decidió unirse con el también expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

A finales de agosto incluso aseguró, en entrevista con la FM, que “la corrupción está carcomiendo el partido Conservador”, refiriéndose, entre otras cosas, al escándalo que acusa a tres expresidentes de la Corte Suprema de Justicia por haber pedido dinero para frenar investigaciones contra congresistas y en el que podría resultar involucrado Hernán Andrade, presidente de los conservadores.

En junio, Alejandro Ordóñez, quien también había estado entre las cartas de algunos conservadores, también renunció al partido e inscribió su comité para recolectar firmas. En una carta enviada a Andrade, el exprocurador aseveró que los azules continúan “al servicio de quien representa los antivalores que desde muy temprano nos enseñaron a combatir”.