Publicidad
Política 30 Abr 2013 - 11:35 am

Aborto en Colombia

'La mayoría de los colombianos no quiere el aborto'

Hablan los senadores Claudia Wilches, de la U, y José Darío Salazar, del Partido Conservador, promotores del referendo en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.

Por: Redacción Vivir
  • 218Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/mayoria-de-los-colombianos-no-quiere-el-aborto-articulo-419280
    http://tinyurl.com/bv5d22v
  • 0
  • 154
insertar
Claudia Wilches Sarmiento, de la U, y José Darío Salazar, del Partido Conservador. /Archivo

Con el argumento de ser "defensores de la vida y las buenas costumbres" los senadores Claudia Wilches Sarmiento, de la U, y José Darío Salazar, del Partido Conservador, radicarán este martes en la Registraduría Nacional cerca de 300 mil firmas para promover un referendo contra el aborto en Colombia. Los congresistas le están pidiendo a los colombianos que decidan si quieren mantener o abolir las tres excepciones bajo las que hoy es permitida la interrupción del embarazo: cuando la vida de la madre corre peligro, cuando el embarazo es producto de una violación o cuando existe malformación del feto.

En este momento hay un debate en El Salvador por el caso de una mujer embarazada de 22 años a la que los médicos le dictaminaron que al feto no se le va a desarrollar la mitad del cerebro y que va a morir al nacer. ¿Cómo respondería ante este caso en el que tanto la vida de la madre como la del bebé están en alto riesgo?

Jose Darío Salazar: Lo primero es hacerse esta pregunta: ¿si un niño se cae y se descerebra, su madre lo mata? Yo creo que no. La persona así como nace, va a morir y hay que dejar que muera naturalmente. El aborto, al igual que la eutanasia, es un homicidio. Si la vida de la madre está en peligro, como ocurre por ejemplo en la preclampsia, se intenta salvar la vida tanto de ella como del niño. Si aun así el bebé muere no fue porque entraron a matarlo.

Claudia Wilches: Los médicos tienen unos protocolos y hasta donde sé, cuando hay un riesgo inminente, el médico toma la decisión y no tiene sanciones. Seguramente tendrán que proceder y salvarle la vida a la madre. Siempre se ha manejado de esta manera. Con lo que no estamos de acuerdo es con los abortos producidos, con que una mujer vaya a una institución a exigir que le practiquen un aborto.

 

La interrupción voluntaria del embarazo en Colombia –en tres casos especiales– es un derecho constitucional, ¿por qué quieren reversarlo?

JDS: Porque es ilegitimo, absurdo, atenta contra la vida que es el valor fundamental y atenta contra la vida de un inocente, de un ser inerme que no pude pedir clemencia pero que siente cuando las tenazas del aborto lo destrozan, le quitan los brazos, las piernas, lo matan. Frente a la moral y a la ética no es legítimo matar a un ser inocente. En noviembre de 2012 el 78% de los colombianos dijeron no al aborto bajo ninguna circunstancia en una encuesta nacional.

CW: Queremos que todos los colombianos manifiesten cuál es su posición porque no ha sido escuchada. Es una decisión que seguramente partió de estudios serios pero creemos que es necesario que el constituyente primario manifieste su posición. Si nos remitimos a lo que fue la recolección de firmas, creería que la mayoría de los colombianos no quiere el aborto, quiere defender la vida. Esta sería una buena oportunidad para escuchar esa voz.

 

Si ustedes defienden el derecho a la vida, ¿dónde queda el derecho a la vida de las madres que tienen un embarazo riesgoso?

JDS: Es un derecho respetable, hay que rodearlo de todas las garantías. Cuando la madre está en riesgo hay que tratar de salvarlos a los dos, si el niño muere, murió como consecuencia de tratar de salvarlo.

CW: El derecho de la vida de la madre no se está vulnerando, son dos posiciones diferentes, la madre tiene el derecho de seguir viviendo. Cuando está en riesgo el médico siempre toma la decisión que deba tomar.

 

¿La supervivencia del bebé prima entonces por encima de la vida de la propia madre?

JDS: Ambos vidas tienen igual dignidad y hay que tratar de salvarlas ambas, no se puede matar a una persona justificando que se va a salvar a otra.

CW: La vida misma tiene que abrirse paso, si hay un embarazo que no es viable, eso se genera de forma espontánea. Muchos de los casos de aborto no tienen esa razón. La vida es algo que no nos pertenece, todos estamos acá porque alguien decidió que naciéramos. La vida inicia en el momento de la fecundación. La vida no inicia cuando el niño nace sino cuando se comienza a formar.

 

¿Y qué pasa con el derecho de las mujeres a abortar cuando su embarazo es producto de una violación?

JDR: Si la madre no quiere hacerse cargo de su hijo, hay miles de familias en el mundo que quieren darle amparo, nutrición, educación, hacerlo una persona de bien. Es tan digna la vida del niño como la de la madre. Ni siquiera le dan pena de muerte al violador para que quieran declarar la pena de muerte al inocente.

CW: Una mujer que ha sido violentada ya tiene sobre su vida una acción bastante dramática para sumarle otro trauma por un aborto. La mujer tiene el derecho de no querer tener el hijo pero lo puede dar en adopción, el niño tendría ese derecho a vivir así no sea su mamá la que lo cuide.

Ustedes habían intentado tramitar un proyecto similar por acto legislativo y se cayó, ¿en qué se diferencia con este?

JDS: Este lo va a decidir el pueblo colombiano, no una votación en la que algunos congresistas desconozcan que la vida es inviolable y le impongan a 45 millones de colombianos la atribución de que las madres maten a sus hijos. Ellas deben decidir sobre su cuerpo, pero no sobre el cuerpo de sus bebés, ¿por qué no se mutilan sus brazos o sus órganos vitales? ¿Por qué mutilan a otra persona si es un ser viviente distinto? Aquí lo que se está defendiendo es el valor de la vida, el niño merece tanto respeto como su madre.

CW: El proyecto de ley que se había presentado pretendía erradicar las tres causales de aborto. Esta iniciativa no pretende que el Congreso apruebe o desapruebe sino que se de la oportunidad a los colombianos de dar su opinión. Eso es lo que se aprobaría en el referendo.

 

¿No cree que volviendo a la prohibición se pueden incentivar los abortos clandestinos que son los más inseguros y que ponen en real riesgo la vida de las mujeres?

CW: Yo no creo. La verdad todos estos temas nos deberían llevar a pensar en los procesos de formación, de educación para la sexualidad porque muchos de los embarazos no deseados terminan en un aborto pero legalizarlos no es la solución. Hay que levantar unos ciudadanos responsables. Conozco casos como el de una joven de 14 años que quedó embarazada, fue al centro médico y le dieron una pastilla y los papás ni siquiera saben. Esa joven se hubiera podido morir. Tenemos que jugárnoslas por la vida.

Sólo cinco países de Latinoamérica prohíben el aborto, ¿todos los demás están equivocados?

JDS: Las mayorías no siempre tienen la razón. Si en este momento se reúnen 10 personas a decir que son las 5:00 de la tarde y dos decimos que son las 4:00 p.m. (la hora de la entrevista), la minoría tiene la razón.

CW: Creo que cada nación es diferente, la autonomía de cada pueblo es respetable y creo en lo que estoy defendiendo y en que Colombia ha tenido suficiente muerte.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 154
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Este fue el operativo para apagar el incendio de Villa de Leyva

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio