DEBATE ELECTORAL

Mi padre no está pensando en campañas políticas: senador Alfredo Ramos

El congresista, hijo del exgobernador Luis Alfredo Ramos, respondió a la pelea política entre conservadores y el uribismo en torno a la eventual candidatura de su padre.

Senador del Centro Democrático, Alfredo Ramos.Cortesía

El debate político de cara a las elecciones del año entrante se ha anticipado. No son pocos los partidos que desde ya han comenzado a sondear el terreno para saber hacia dónde deben mirar y, más aún, cuando las convergencias se van convirtiendo en la única posibilidad para las colectividades que se quieren convertir en una opción real de poder y con posibilidad de llegar a la Casa de Nariño.

Es el caso, por ejemplo, de conservadores y uribistas, cuyo abanico de candidatos parece expandirse. Por el lado del Centro Democrático, los nombres están claros: Iván Duque, Carlos Holmes Trujillo, María del Rosario Guerra y Rafael Nieto Loaiza disputan la candidatura única, avalada por el expresidente Álvaro Uribe. Pero las cosas no pintan igual dentro de las huestes azules, pese a los dos únicos nombres que se enmarcan dentro de la ideología “goda” tradicional, como son el exprocurador Alejandro Ordóñez y la exministra Marta Lucía Ramírez.

Sin embargo, dar por concluido el debate electoral al interior de los partidos parece prematuro. Por eso, no es extraño que comiencen a surgir rumores en torno a otros nombres como el del exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, un político curtido y con opción de convertirse en un candidato fuerte –quien se identifica tanto con los conservadores como con el uribismo- si su situación jurídica se resuelve pronto.

Pese a todo, ese no es el sentir que tienen sus más allegados. Y así lo explicó el hijo el exgobernador, hoy senador del Centro Democrático, Alfredo Ramos, quien le dijo a El Espectador que su padre no está pensando en hacer campañas políticas, sino en lograr una sentencia que concluya con su inocencia.

“Nuestra familia está concentrada en la finalización del proceso jurídico, esperando un pronto fallo absolutorio por parte de la Corte Suprema de Justicia, a raíz de las acusaciones de falsos testigos en su contra”, -explicó Ramos, al advertir que tiene una preocupación –la misma que tuvo hace cuatro años- cuando el exgobernador anunció su aspiración a la Presidencia de la República. Teme que en este momento pueda ser objeto de algún tipo de persecución política. “Mi padre no pensando en campañas políticas”, pese a que “muchas personas de diferentes corrientes políticas tienen la esperanza de que Luis Alfredo Ramos sea candidato presidencial”, añadió el congresista del uribismo.

Según el legislador del Centro Democrático, los partidos políticos deben concentrarse en hacer convergencias pero con la ciudadanía, más allá de los cálculos electorales que surjan de los resultados de mayo del 2018. No obstante, señaló que “el Centro Democrático debe liderar una gran coalición en defensa de la democracia y en la que deberán estar, como base, sectores que se unieron en el pasado plebiscito. Sectores conservadores, liberales y ciudadanos independientes que creen en la democracia. El Centro Democrático es el partido llamado a ser el ancla se esa gran coalición”, argumentó Ramos.

Finalmente, hizo un llamado a los congresistas, sin distingo alguno en términos de partido, para que se “sintonicen” con la opinión pública y se aparten del clientelismo. “Lo único que van a lograr es menor credibilidad”, concluyó el senador, al informar que no regresará al Congreso el año entrante.