"No queremos debilitar la libertad de expresión": Santos

No compartimos posiciones extremas, ni tampoco la tentativa de debilitar a la Relatoría especial para la libertad de expresión, había asegurado el mandatario.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ratificó este sábado su rechazo a que se debilite la libertad de expresión en el marco de eventuales reformas al funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA.

"La posición de Colombia sobre la CIDH es muy clara: bienvenidas reformas que la fortalezcan. No queremos debilitar la libertad de expresión", escribió en su cuenta en Twitter.

El pronunciamiento de Santos se produjo luego de que en Washington concluyó una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que se aprobó mantener abierto el debate sobre el funcionamiento de la CIDH.

Tras casi doce horas de debate, los cancilleres reunidos en una Asamblea General Extraordinaria aprobaron por consenso una resolución que permite aportes financieros externos claves para la CIDH, pero también ordena "continuar el diálogo sobre los aspectos fundamentales" del ente autónomo de la OEA.

Los debates enfrentaron a un grupo mayoritario de países, que deseaban cerrar el proceso de reformas de la CIDH que se ha prolongado por casi dos años, y a Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, que se negaban a ello, alegando que aún quedaban "distorsiones" en la Comisión.

La reacción de Santos sobre el tema, reafirma la posición que había expresado públicamente el pasado lunes. "En lo que a Colombia se refiere, nuestra postura de defensa y protección de la libertad de expresión no tiene ni tendrá fisuras", dijo Santos al instalar este lunes en Medellín el 47 periodo extraordinario de sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

"Se trata en todo caso de fortalecer y no de debilitar. Por eso no compartimos posiciones extremas, ni tampoco la tentativa de debilitar a la Relatoría especial para la libertad de expresión, cuyo papel ha sido crucial para proteger esta libertad tan importante para el desarrollo democrático de nuestros pueblos", agregó en Medellín.

La Relatoría, objeto de fuertes críticas de los gobiernos de Caracas y Quito, se mantiene exclusivamente con donaciones.