“Nos tumbaron las elecciones”: Alianza Verde

El estratega de la campaña a la presidencia de Juan Manuel Santos, Roberto Prieto, aceptó que hubo irregularidades en las elecciones de 2010. En ese momento Antanas Mockus iba ganando las elecciones, por eso la declaración de la colectividad

En medio del escándalo que generó la declaración Roberto Prieto, estratega político de las campañas a la presidencia de Juan Manuel Santos, quien aceptó que hubo fraude en las elecciones de 2010, cuando la Ola Verde de Antanas Mockus estaba cerca de ganar las elecciones generó la reacción un poco tardía de la Alianza Verde que emitió un comunicado en el que señalan que “nos tumbaron las elecciones”. (Lea: Roberto Prieto reconoce que Odebrecht pagó afiches de campaña Santos Presidente)

Para los verdes esta declaración solo significa que el presidente Santos ganó de forma ilegal en la segunda vuelta presidencial. “Por ese fraude deben responder no sólo sus autores directos sino también los partidos en aplicación de las leyes vigentes. Esperamos que las investigaciones y las sanciones sean concluyentes”, señala el comunicado. (Lea: “Me acabo de enterar”: Santos sobre recursos irregulares en su campaña en 2010)

Los miembros de la colectividad saben lo que hablan, así quedo planteado en la reforma política que plantea que los partidos que se les comprueben este tipo de ilegalidades pueden perder la personería jurídica y sus jefes pueden tener sanciones penales y disciplinarias.

Señala el comunicado que “estamos frente a una clase dirigente corrupta, manipuladora y ventajista. Lo sucedido en 2010 se repitió en 2014, cuando las campañas de Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga volvieron a recibir dinero que no declararon en su informe de ingresos, violando flagrantemente las leyes”.

Pero resulta tardía y timorata la respuesta de la Alianza Verde, pues no plantea medidas inmediatas, demandas o decisiones de fondo. La colectividad plantea lograr el triunfo en las elecciones que vienen: “llamamos a cambiar la historia de Colombia. Solamente cambiando a los mismos que nos han gobernado desde hace 150 años, pasaremos de la inconformidad a las transformaciones. Sería pedirle peras al olmo esperar que los socios de esa política tramposa, resuelvan los problemas del país. Hay que derrotarlos en democracia”.

Además, plantean un cambio profundo en las reglas electorales “las mañas, la corrupción y el clientelismo, no hay garantías suficientes para las elecciones del 2018. Es urgente una reforma político electoral ya”.

Es claro la meta de los verdes es el próximo proceso electoral, ya están sonando candidatos como Claudia López y Antonio Navarro y su propuesta es una coalición contra la corrupción. Por eso señalan que “es esencial consolidar la coalición por el cambio. Estamos frente a la mejor oportunidad en nuestra historia reciente, para lograr transformaciones. Participemos, unámonos; apoyemos la consulta anticorrupción y cambiemos ésta nuestra amada Colombia”.

Vale la pena recordar que luego de haber perdido las elecciones, por gestión del exalcalde de Bogotá, Lucho Garzón, entraron a la Unidad Nacional en el primer periodo de Gobierno del presidente Juan Manuel Santos. En ese momento, el motivo fue que las políticas Santos se identificaban con el ideario de los verdes.

Ese giro inesperado que generó una profunda división en el partido generó frutos, en especial para Garzón que luego fue nombrado Ministro Consejero para el Diálogo Social y luego, ya para el segundo mandato de Santos llegó a ser ministro de Trabajo.

Algo similar pasó con el candidato derrotado, el también exalcalde de Bogotá Antanas Mockus, quien tuvo como premisa de campaña el “no todo vale”, pero para la reelección de Santos, cuando la campaña estaba totalmente polarizada, y ninguna de los equipos de campaña jugaban limpio, Mockus decidió apoyar a Santos dejando atrás el “no todo vale” por un voto por la paz, incluso, ha sido favorecido con la contratación de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

No se trata de comportamientos irregulares, es la dinámica política. Pero es claro que los verdes luego de la derrota han acompañado en la mayor parte de la su agenda al presidente Santos y ahora que surge este escándalo ninguno de los tres precandidatos: Sergio Fajardo, Antanas Mockus y Lucho Garzón ha dicho nada al respecto. La protesta de los verdes se quedó en un escueto comunicado.