Pacto por la Paz y uribismo logran acuerdo y aprueban ley de zonas de ubicación de Farc

El senador Álvaro Uribe, quien apoyó el proyecto tras el histórico acuerdo, justificó en parte su respaldo en que las zonas de concentración guerrillera no quedarán en áreas urbanas

Los senadores Álvaro Uribe y Roy Barreras lideraron la subcomisión que logró el acuerdo para aprobar el proyecto de reforma a la ley de Orden Público.Cortesía

El Pacto por la Paz (bancada santistas por la paz) y el Centro Democrático lograron este miércoles en el Congreso de la República un histórico acuerdo que permitió destrabar el trámite de la reforma a la ley de orden público.

Fue el propio senador Álvaro Uribe Vélez quien lideró el acuerdo logrado con los partidos del Pacto por la Paz para darle vía libre a la reforma que permitirá la desmovilización y desarme de las Farc tras la firma definitiva de la paz en Cuba.

Al explicar el acuerdo, el expresidente dijo que cree que las zonas de concentración pueden corregir apartes del proceso en la medida que en esa ubicación se permita la verificación y se cumpla con la idea de no continuar delinquiendo.

Para nosotros el afán no es la firma de proceso sino que se acabe del delito así el proceso dure los años que tenga que durar”, señaló. (Escuche al exmandatario)

El acuerdo logrado entre santistas y uribistas para aprobar la reforma implica que las zonas de concentración guerrillera no quedarán en zonas urbanas.

El mismo acuerdo estableció dejar la siguiente constancia con varias peticiones al Gobierno a la hora de establecer las zonas de ubicación de las Farc.

Constancia del Senado

1. Las zonas de ubicación temporal no podrán haber cultivos ilícitos ni minería ilegal.

2. el número de estas zonas de ubicación temporal, debe ser prudente y de tamaño reducido para facilitar el monitoreo y la verificación.

3. Estas zonas de ubicación temporal no deberán incluir áreas fronterizas.

4. En estas zonas de ubicación temporal se adelantará un inventario de las armas dentro del proceso de dejación de éstas, las cuales deben incluir los números de identificación serial, sí es posible.

5. Quienes ingresen a estas zonas de ubicación temporal, deberán estar plenamente identificados, incluso con registro dactilar, quienes carezcan de identificación el Estado les expedirá su respectivo documento.

6. El destino final de las armas será su destrucción al finalizar el proceso de paz.

7. El monitoreo y verificación del proceso de dejación de armas y el cese al fuego bilateral y definitivo, estará a cargo de organismos internacionales.

La reforma establece las zonas para la concentración de los futuros desmovilizados de la guerrilla con una verificación internacional que ya fue aprobada por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Servirá además para poder suspender las órdenes de captura de los miembros de las Farc. Actualmente el presidente Juan Manuel Santos no tiene esa facultad.

La ley igualmente se utilizará para que la guerrilla entregue la lista de integrantes y a su vez la oficina del Alto Comisionado para la Paz pueda hacer una revisión de estos listados sin ‘colados’.