Pastrana arremete contra los parlamentarios conservadores

El expresidente los acusó de ser “cómplices” del “golpe de Estado fraguado desde La Habana” entre el gobierno santos y las Farc e invitó a los militantes de la colectividad a votar No en el plebiscito por la paz.

En carta pública a las directivas de su partido, el Conservador, el expresidente Andrés Pastrana arremetió contra la bancada parlamentaria de la colectividad, a la que señaló de ser cómplice de “la sublimación del narcotráfico, la suplantación de la justicia, el entierro de la Constitución, el fin del imperio de la ley y la investidura de poderes dictatoriales al Ejecutivo”, que según él implican el Acuerdo Final alcanzado por el gobierno Santos con las Farc en La Habana.

El Partido Conservador de las causas sociales está dividido entre su bancada parlamentaria y la militancia que no entiende la política de corrupción presupuestal y entrega de las instituciones. El plebiscito recortado que pretende consolidar el golpe de Estado fraguado en La Habana ha dividido tanto al partido como al país”, señala la misiva. En ella, el exmandatario asegura que los principios de la colectividad “se venden al mejor postor en la subasta del presupuesto nacional en nombre del acuerdo con las Farc”.

Pastrana señala además que con la complacencia de los parlamentarios conservadores, el gobierno Santos le dio muerte en La Habana al Plan Colombia, que él tanto defendió y que sacó al país del abismo con la modernización de las Fuerzas Armadas y la Policía y con el que se doblegó a las Farc.

“La bancada conservadora, plegada a la chequera del Gobierno,  no es el Partido Conservador. No representa al conservador raso ni me representa. Es cómplice de la entrega del país, de sus instituciones, de su territorio, por encima de la admonición papal sobre la paz ‘en el respeto de la institucionalidad y del derecho nacional e internacional’. Y en esa condición votará el plebiscito con las Farc y con el Ejecutivo incontrolado y descontrolado”, agrega el expresidente.

En este sentido, aunque dice que “el golpe de estado está consumado”, Pastrana cree que todavía queda “una rendija democrática” en el plebiscito: “Queda entonces decirle dignamente no a la entrega del país a las Farc y a su acuerdo, porque sin instituciones democráticas no hay paz posible. No a la reforma constitucional de las Farc desde La Habana. No a la ley habilitante y sus poderes dictatoriales”.

Y en la última frase, sin mencionar su nombre, hace referencia al abogado español Enrique Santiago, uno de los asesores de las Farc en el tema sobre el acuerdo de justicia en la mesa de negociaciones: “¿Doscientos años de vida republicana para que un comunista español suplante en 72 horas el corazón de nuestras instituciones en nombre de las Farc? No”.