Piedad Córdoba pide disculpas públicas del Estado por persecución del extinto DAS

Le solicita a la Presidencia y a los ministerios del Interior y de Defensa realizar un acto público donde se ofrezcan disculpas a quienes se les afectó su honra y buen nombre con las campañas de desprestigio desplegadas. Dice que en caso se generó un "crimen de odio".

La exsenadora liberal Piedad Córdoba, hoy precandidata presidencial independiente. Archivo

Tras conocerse el fallo condenatorio a siete años y 10 meses de prisión por parte de la Corte Suprema de Justicia en contra del exdirector del DAS, Jorge Noguera Cotes, como responsable de las chuzadas y seguimientos ilegales que el extinto organismo de seguridad ordenó realizar entre 2002 y 2005, y la decisión de compulsar copias a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para que investigue por esos mismos hechos al expresidente Álvaro Uribe, la exsenadora Piedad Córdoba, hoy precandidata presidencial, le solicitó a la Presidencia de la República y a los ministerios del Interior y de Defensa realizar “un acto público donde se ofrezcan disculpas a quienes se les afectó su honra y buen nombre con las campañas de desprestigio desplegadas”.

“En mi caso particular, hizo muchísimo daño, yo creo que hay un daño absolutamente irreparable, porque se generó un crimen de odio”, señaló la excongresista en un comunicado difundido a través de Internet. En el mismo, se asegura que la misma sentencia de la Corte Suprema de Justicia la referencia como una de las personalidades políticas de la oposición que fueron afectadas por los hechos que ejecutó el grupo G-3 del DAS, bajo las órdenes de Noguera Cotes y José Miguel Narváez, director y subdirector del organismo, respectivamente.

“Es ejemplarizante para la sociedad porque esto es un crimen de Estado, aprovechando las instituciones públicas para crear una policía política para perseguir a quienes somos opositores y no delincuentes. Por lo tanto, creo que esto tiene que ser un acto público de la misma manera en que ellos hicieron las publicaciones”, pidió Córdoba, quien acusó directamente al gobierno Uribe de haber organizado una estrategia de desprestigio contra líderes de izquierda con el propósito de alimentar “la polarización que vive hoy la sociedad colombiana”.

Además, Piedad Córdoba dijo que no cree en la investigación de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, juez natural del expresidente Uribe en este proceso.