Polémica por intención de revivir la inmunidad parlamentaria

La propuesta es de Juan Manuel Corzo, presidente del Senado, quien es investigado.

Cuando el Gobierno está a punto de radicar la reforma a la justicia con la que se pretende garantizar la doble instancia para el juzgamiento de congresistas, el presidente del Senado, el conservador Juan Manuel Corzo, se le adelantó a la iniciativa y presentó un proyecto de acto legislativo con el cual propone revivir la figura de la inmunidad parlamentaria, calificada por sus críticos como “impunidad parlamentaria”.

De acuerdo con el documento radicado en la secretaría del Senado: “Los congresistas no podrán se inculpados, procesados, capturados, detenidos o privados de la libertad sin la previa autorización de la Cámara respectiva, salvo flagrante delito. En caso de que el levantamiento de la inmunidad sea aprobado por los legisladores, el congresista perderá su investidura y quedará inmediatamente a disposición de la autoridad judicial. Si el levantamiento de la inmunidad es negado, el señalado sólo podrá ser inculpado, procesado o juzgado hasta la terminación de su periodo o hasta el momento de la terminación de su investidura”.

Esta modificación constitucional que no ha iniciado debate ya generó fuertes críticas. El senador del Polo Democrático, Alexánder López, dijo que “los parlamentarios deben garantizar su derecho, como el que tienen todos los ciudadanos, al establecimiento de la doble instancia. Pero otra cosa es que sea pretexto para revivir la inmunidad parlamentaria. Esto, más allá de inmunidad, es buscar impunidad parlamentaria”.

Lo que más llama la atención es que sea precisamente Corzo quien presente esta iniciativa, pues tiene varias investigaciones en su contra ante la Corte Suprema de Justicia.

Corzo se defendió al afirmar que “esta es un propuesta para fortalecer al Legislativo frente al notable desequilibrio entre las ramas del poder. El Ejecutivo recibió las facultades extraordinarias, la Rama Judicial va a tener beneficios con la reforma a la justicia. Esta iniciativa busca fortalecer la Legislativa”.

Para el senador liberal Juan Fernando Cristo, “la inmunidad parlamentaria fue un tema superado, sería un retroceso y tendría un mensaje de retaliación contra la Rama Judicial. Es una iniciativa inconveniente e inoportuna”. No obstante, todo parece indicar que en el conservatismo el acto legislativo tiene gran acogida. Para el representante Heriberto Sanabria, “se les debe restablecer la inmunidad y la doble instancia, somos los únicos seres humanos en el planeta tierra que no tenemos otro juez. El Legislador aclaró que para casos de lesa humanidad, narcotráfico, terrorismo, no puede haber inmunidad, esa es la excepción”.

Lo cierto es que la iniciativa aparece justo cuando hay más de 45 congresistas entre investigados y detenidos por el proceso de la parapolítica, además la Corte Suprema de Justicia adelanta investigaciones contra 12 parlamentarios, en especial del Partido Conservador, por haber recibido en administración a nombre de terceros predios de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).