"Presidente, su ultimátum, su chantaje, nos crea desconfianza": Uribe

Esa fue la respuesta del exmandatario a la alocución presidencial en la que el presidente Santos manifestó que solo recibiría propuestas hasta el jueves.

La alocución presidencial del martes en la noche, en la que el presidente Juan Manuel Santos criticó los argumentos de la campaña por el No y anunció que solo recibirá propuestas de este sector -que ganó las elecciones- hasta el jueves, generó una acida respuesta del exmandatario Álvaro Uribe Vélez. “Presidente, el acuerdo nacional necesita sinceridad; su ultimátum, su chantaje nos crea más desconfianza”, dijo Uribe. (Lea: "Escucharemos propuestas hasta el próximo jueves": Santos)

La declaración de Uribe, fue más allá, y afirmó que “uno no sabe cómo creerle al Presidente de la República, él propone un acuerdo nacional, pero al mismo tiempo con chantaje”.

Pero también respondió a las acusaciones que hizo Santos por los argumentos con que algunas personas votaron No al plebiscito, entre esos, la impunidad y que del dinero de los ciudadanos, de los pensionados, saldría dinero para pagar la desmovilización de los guerrilleros que dejen las armas.

Al respecto Uribe dijo que, “para él era imposible por toda esa presión que ejerció sobre los colombianos, ahora va a uno de los municipios más sufridos de Colombia, Nariño, a manipular a los ciudadanos para desprestigiar el NO”.

Y sobre la cuestionada campaña al plebiscito pasó a señalar: “Mandó al Ministro de Hacienda a comprometer a los alcaldes para que votaran por el sí ofreciéndoles regalías; trató directamente, irrespetando a la comunidad de Barranquilla, de sobornar; abusó del presupuesto público a favor del sí; negó recursos para el NO”.

Y para no desligarse de los temas que se proponen en elecciones y que en ocasiones quedan en el aire, recordó que en la campaña para la reelección presidencial Santos dijo que “habría cárcel y no elegibilidad para Timochenko, después de que lo reeligieron, cambió; y ahora va el Presidente de la República, para tratar de afectar el resultado del NO”.

El tire y afloje de una negociación a la que se vio obligado el Gobierno por cuenta del resultado contradictorio en las urnas del plebiscito. El presidente Santos dio un ultimatum para escuchar, y Uribe, como uno de los voceros del No, con base en el triunfo electoral, reclama que no haya chantajes desde el poder.