Refrendación del Congreso puede ser prevaricato: congresistas del Centro Democrático

En Senado y Cámara, la bancada de este partido se retiró de la plenaria en el momento de la votación de las proposiciones de refrendación. Señalan que el Gobierno tiró al traste la oportunidad de lograr un gran acuerdo nacional.

Varios congresistas del Centro Democrático han señalado en diferentes espacios que la votación de la proposición de refrendación del nuevo acuerdo de paz, que se realizó el pasado martes en el Senado y el miércoles en la Cámara de Representantes, podría configurarse en un prevaricato. (Lea: Congreso refrendó el nuevo acuerdo de paz, ahora viene la fase de implementación)

“Quieren desconocer la voluntad popular llevando al Congreso a incurrir en un prevaricato. Este Congreso quiere sustituir la voluntad del constituyente primario, y lo quiere hacer sin la legitimidad para hacerlo porque fue derrotado el 2 de octubre pasado”, dijo el representante Santiago Valencia. (Lea: Claves para entender en qué consiste el día D)

Por su parte, la senadora Paola Holguín señaló que los congresistas no tienen la competencia para refrendar debido a que no está dentro de las funciones establecidas en la Constitución. Agregó que la proposición hecha en el Congreso no tiene ningún valor jurídico, sólo político.

En ese mismo sentido se pronunció Éverth Bustamante, que había pedido al Senado que se abstuviera de votar la proposición de refrendación del acuerdo. Considera que esa decisión “constituye un acto manifiestamente contrario a la ley y se tipifica en el ordenamiento penal colombiano como un prevaricato”.

El expresidente y senador Álvaro Uribe también explicó por qué los miembros del Centro Democrático se retiraron de ambas plenarias en el momento de la votación de la proposición. "El Centro Democrático no puede votar una proposición que el Gobierno anunció que tendría el alcance jurídico de refrendación con el efecto de activar el ‘fast track’, por eso no la podemos votar porque ya hemos dicho que aquí siempre se habló en el Ejecutivo, en el Congreso y en la Corte de una refrendación de democracia directa", dijo.

En la noche del miércoles, la Cámara de Representantes aprobó con 130 votos a favor y cero en contra el nuevo acuerdo de paz, dando fin al último paso del documento en el Congreso para pasar a la etapa de implementación.

Este jueves fue determinado, tras la refrendación, como el Día D, que es el punto de partida para la implementación de los acuerdo de paz. A partir de hoy, y dentro de 150 días, las Farc deberían haber entregado todas las armas y empezar a su tránsito ara convertirse un partido político.

Desde este día también se empiezan a preparar los proyectos de acto legislativo que el Gobierno tendrá que llevar al Congreso para que sienten las bases de la implementación. El primer proyecto, el más urgente, es la ley de amnistía, que, según señaló Juan Fernando Cristo, será llevado a la corporación a más tardar el próximo lunes. Otros proyectos de acto legislativo será el de la creación de la unidad de búsqueda de personas desaparecidas.