A replantear estrategias

Una cosa era la campaña al Congreso sin el exmandatario en el juego y otra con él. Ahora el pulso por los votos a nivel regional será más intenso y ya hay quienes le muestran los dientes.

El expresidente Uribe atiende a los periodistas en su casa de Rionegro, ayer, al anunciar su candidatura.    / ‘El Colombiano’
El expresidente Uribe atiende a los periodistas en su casa de Rionegro, ayer, al anunciar su candidatura. / ‘El Colombiano’

Despejada la duda sobre el expresidente Álvaro Uribe y su candidatura al Senado por su movimiento, Centro Democrático, los partidos de la Unidad Nacional y otros de oposición, como el Polo Democrático, se enfilan desde ya a definir sus estrategias teniendo en perspectiva la aspiración del exmandatario, cuya fuerza política es innegable, aunque aún seguirá siendo una duda si ella le alcanza para tener una bancada representativa y poderosa en el Congreso. Por ahora está claro que el camino quedó despejado para el mismo Centro Democrático, pues bien es sabido que muchos estaban esperando el anuncio para decidir acompañarlo en su lista.

Otra certeza —y para algunos hasta un riesgo— es que Álvaro Uribe se baja de su pedestal de expresidente para medirse de tú a tú en la arena política con sus contendores, que son muchos. “Veo con expectativa los debates que vamos a tener sobre los tratados de libre comercio, en especial el que se firmó en su gobierno con Estados Unidos, y con la Ley 100 que tramitó siendo senador de la República”, le dijo a El Espectador Clara López, presidenta y hoy candidata del Polo Democrático a la primera magistratura del Estado.

En cuanto a los riesgos, éstos se refieren a lo jurídico y sin antecedentes recientes de un exmandatario senador, las interpretaciones son de todo tipo. Hay quienes creen que si va al Congreso pierde su fuero presidencial, algunos que no pasa nada y una tercera tesis es que mantiene su inmunidad sobre lo acontecido en los ocho años de mandato, pero como legislador estará sometido a la lupa de la Corte Suprema de Justicia. Eso sí, lo que no podrá evitar de aquí en adelante serán cuestionamientos como los de Marta Díaz, vocera de Familias Unidas por un Solo Dolor, organización que representa a las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas: “Si se le está investigando por chuzadas y falsos positivos, ¿cómo se va a lanzar al Congreso y cómo es que la gente va a votar por este señor?”, enfatizó.

Las cábalas apuntan también a si el exmandatario será cabeza de lista del Centro Democrático o irá en renglones de retaguardia. Para el senador Roy Barreras, del Partido de la U, el anuncio de su candidatura fue muy ambiguo y deja la puerta abierta a la duda: “Si él ingresa de relleno después del puesto 10, los colombianos entenderán que es un engaño y se sacarán los ojos los ilustres desconocidos que querrán ir en esos primeros puestos apelando a su prestigio, porque el importante es él, Álvaro Uribe, no los 10 enanitos que pongan en la lista y de los que nadie tiene noticias, porque debajo del puesto 10 no va a salir nadie”, puntualizó.

En general, todos los sectores políticos del país creen que la aspiración del exmandatario es válida dentro del juego democrático. Pero así como hay quienes piensan que es “una de las grandes figuras políticas del país”, como Horacio Serpa, o que es alguien que “haría un buen papel como senador”, según el presidente Juan Manuel Santos, también hay quienes desde ya le muestran los dientes, como el senador liberal Juan Manuel Galán: “Ojalá sea de manera legal y legítima y que no sea otro intento de los paramilitares por llegar al Congreso a defender ideas de la extrema derecha”.

Lo cierto es que Uribe como candidato al Senado obliga a replantear estrategias en la búsqueda de los votos. Por ejemplo, el presidente del conservatismo, Ómar Yepes, es de los que han reconocido que la llegada del Centro Democrático al escenario electoral —con el expresidente aspirando— revolcará la campaña: “Si perdemos escaños, todo depende de nosotros. Hay que trabajar bien y rescatar la confianza en el partido”, señaló. Y en Cambio Radical, uno de sus líderes, el representante Germán Varón, consideró que el debate a nivel regional será intenso y que el reto para todos es conservar los votos, lo cual se logra con buenas propuestas e ideas.