¿Revocatoria del Congreso?

Una vez hundida definitivamente la reforma a la justicia, es lógico pensar que quienes promovían un referendo para su revocatoria se quedaron sin argumentos para seguir adelante.

Pero no, ahora la idea es pedirle al Gobierno la conformación de una mesa de concertación con la Rama Judicial para tratar de buscar cambios al sector vía consenso, al tiempo que se analiza la posibilidad de aprovechar el impulso ciudadano para buscar una posible revocatoria del Congreso o, al menos, de quienes participaron en la conciliación o votaron afirmativamente la iniciativa.

Ayer fue radicada una petición ante el Ministerio de Justicia para que, una vez se posesione el nuevo ministro, se concrete una reunión y así comenzar a ambientar el tema. El objetivo es pedir garantías para que en un futuro proyecto de reforma no se repitan los errores cometidos y que en la mesa de concertación tengan asiento la academia, los centros de pensamiento, los funcionarios de la Rama Judicial, jueces y magistrados.

Pero además, se habla de la necesidad de evitar la posibilidad de una resurrección. Según su vocero, Armando Novoa, el hundimiento de la reforma y lo convalidado por el Gobierno y el Congreso es todavía algo frágil y “en cualquier momento, mediante cualquier pronunciamiento de las cortes, esta salida puede entrar en cuestionamientos y el efecto inmediato sería que ese monstruo que sepultaron podría ser resucitado”. Por eso, agregó, el Gobierno debería presentar el próximo 20 de julio un proyecto de reforma constitucional que derogue el acto legislativo.

En caso de que sea así, serán el grupo de promotores quienes adelanten una campaña para lograr una derogatoria popular. “El comité ya presentó una demanda ante la Corte Constitucional contra este desafuero, para que se asuma en todas sus consecuencias las responsabilidades de esta crisis institucional por parte del Congreso y el Gobierno”, enfatizó Novoa, quien reveló que ya se adelantan acciones judiciales buscando la sanción de quienes votaron por la reforma. Entre las propuestas se contempla la pérdida de investidura de los congresistas y que los partidos respondan por la votación de sus bancadas.

Por su parte, Pablo Bustos, director de la Red de Veedurías de Colombia, confirmó que comenzarán a trabajar también por la revocatoria del Congreso: “Continuaremos recogiendo las firmas necesarias para asegurar que no se produzcan maniobras de último momento, hasta alcanzar la inscripción del comité promotor. Y vamos a impulsar la revocatoria del Congreso. Ya tenemos presencia en varias regiones del país porque tiene que haber castigo para todos los responsables”.