Santos, entusiasmado frente al inicio del TLC con la Unión Europea

Falta la aprobación del Congreso de la República.

EFE

Al declararse entusiasmado por el inicio de una nueva relación comercial con Europa, el presidente Juan Manuel Santos destacó que no ve ninguna dificultad para que el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea se apruebe en el Congreso de la República de Colombia. Ver video.

“No veo mayor dificultad en ese trámite y por eso estamos muy entusiasmados con el inicio ya práctico de esta nueva relación con Europa”, señaló el Jefe de Estado al concluir este domingo una reunión con su homólogo del Perú, Ollanta Humala, y con los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Achille Van Rompuy, realizada en la ciudad de Santiago de Chile, en el marco de la Cumbre Celac-UE.

El presidente Santos explicó que en el caso de Colombia deben surtir efecto los trámites finales para aprobar el acuerdo comercial con la UE, los cuales han procedido de manera positiva.

“En el caso colombiano faltan dos trámites en el Senado de la República para que aprueben el tratado. La comisión y la plenaria del Senado lo deben tener ya en práctica lo más pronto posible”, dijo el mandatario.

De igual manera, resaltó el interés de la Unión Europea por poner en marcha el acuerdo de libre comercio con Colombia. “Valoramos enormemente este paso que hemos dado con la Unión Europea y su porvenir para poner en marcha el Acuerdo de Libre Comercio”, indicó el presidente Santos.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, resaltó que el TLC con Colombia y Perú hace parte importante de la agenda bilateral de la Unión Europea.

“Este acuerdo mejorará sustancialmente nuestras relaciones. El acuerdo dará un mayor impulso a nuestro comercio bilateral, a los flujos de inversión y a la transferencia de tecnología”, indicó Durao Barroso.

Puntualizó que el Tratado de Libre Comercio con Colombia y Perú no solo comprende los asuntos comerciales sino que estas naciones y la UE comparten valores y objetivos comunes como la democracia, la seguridad y el desarrollo sostenible.