Publicidad
Política 26 Feb 2013 - 10:55 pm

Los diagnósticos por la caída en magen

Santos, ante la guillotina de las encuestas

Tomás González, viceministro de Energía e Hidrocuarburos, llegaría a reforzar la estrategia de comunicaciones del Gobierno.

Por: Redacción Política
  • 269Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/santos-guillotina-de-encuestas-articulo-407096
    http://tinyurl.com/ah2tgop
  • 0
  • 136
insertar
Según la encuesta de Gallup, la favorabilidad de Santos está en el 44%. / SNP

En algunos medios radiales y en la calle ya le llaman “el fenómeno LH”, por aquello del fallo adverso en La Haya sobre San Andrés y los inciertos diálogos de paz que se llevan a cabo en La Habana con las Farc. Se dice que a eso se debe la caída que registra la aceptación del gobierno del presidente Juan Manuel Santos en las más recientes encuestas —la de Datexco de la semana pasada y la de Gallup del lunes— que muestran un descenso en la imagen de favorabilidad, al igual que en la aprobación de su tarea como mandatario. Además, la gente no cree en el manejo que se le está dando a la guerrilla y considera que la seguridad se sigue deteriorando y que la lucha contra la corrupción se está perdiendo.

Es cierto que las encuestas, a la vez que escrutan a la opinión en un momento determinado, también ayudan a crearla, como dice el analista Luis Carvajal. Pero también lo es que la imagen presidencial está atada al desempeño del Gobierno, incluyendo sus ministros, y que la actual coyuntura presenta un clima adverso, con paro cafetero de por medio, mientras crece el descontento popular frente a las negociaciones con la guerrilla en medio de secuestros y ataques a la Fuerza Pública. “Por eso conviene identificar que la distancia entre percepción y realidad es apenas sutil y que, dependiendo de las circunstancias, se desplaza en una u otra dirección. Allí es donde se ubica la importancia de la estrategia de comunicaciones del Gobierno que, si la ha tenido, no se ha notado”, agrega Carvajal.

Ayer mismo Santos estuvo en Buenaventura entregando 565 casas, la primera etapa de la Ciudadela San Antonio, construidas con dineros incautados al narcotráfico. Luego coordinó un consejo de seguridad buscando tomar medidas de choque ante la difícil situación de violencia que padece el puerto vallecaucano. Presencia en las regiones y contactos directos con el pueblo que, por lo visto, no han servido. Por eso, desde la Casa de Nariño —según conoció El Espectador— se comenzaban a tomar decisiones que apuntan a revertir la caída en las encuestas, entre ellas la llegada a Palacio de Tomás González, actual viceministro de Energía e Hidrocarburos, quien durante la campaña de Santos estuvo a cargo del diseño y análisis de encuestas, siendo uno de los pocos que acertó con los resultados de primera vuelta.

Bogotano, economista de la Universidad de los Andes y con un Ph.D. en Economía de la Universidad de Londres, González será una de las personas encargadas de “enderezar” el camino, sobre todo pensando en la perspectiva de una posible reelección. ¿Pero qué lectura se hace en el país político y económico de lo que le está sucediendo a Santos? Lo primero es que más allá de lo de La Haya y La Habana, en el Gobierno saben que hoy se está pagando el desgaste que ha causado la revaluación y, de otro lado, hay quienes culpan al exministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry de “haberse dormido” en el manejo de las tasas de interés, bajadas tardíamente por el Banco de la República que, dicen, frenó la economía.

Rafael Mejía, presidente del Consejo Gremial Nacional y de la Sociedad de Agricultores de Colombia, es de los que cree que las encuestas no miden los sectores rurales, que es donde la gente siente de verdad los rigores del conflicto y, por lo tanto, donde más importa la búsqueda de la paz. “Por eso creo que hay que tenerlos en cuenta, porque puede que esas encuestas muestren otro aspecto positivo de este Gobierno que no se está midiendo y son ellos los más interesados en que la paz que adelanta el presidente Santos se dé”, dijo.

Cosa muy diferente piensa Antonio Navarro Wolff, uno de los líderes del Movimiento ‘Pido la palabra’, quien considera que la imagen del presidente sí se ha debilitado: “Santos es como una camiseta teñida que pierde el color fácilmente. Su popularidad no es firme y eso se debe, entre otras cosas, a que recibió el poder político por herencia y no por méritos propios. Tiene el valor de haberse apartado de Uribe y eso se lo reconocemos, pero no logra una comunicación con los ciudadanos dura y firme que le dé un prestigio duradero, además no es un hombre muy carismático”, enfatizó.

Para Juan Fernando Cristo, senador liberal y quien fuera consejero de comunicaciones en el gobierno de Ernesto Samper, las encuestas no son un método adecuado para evaluar una gestión y el problema del gobierno Santos es que tiene “grandes y feroces” contradictores y “le ha hecho falta un equipo de defensores convencidos y eficientes que asuman la vocería y defiendan sus banderas”. Cristo cree, además, que debe haber máximo tres temas en los que se enfoque la comunicación del Gobierno, así se trabaje en muchos más: “De lo contrario, no llega ningún mensaje claro. Se habla de todo y veo al presidente hablando solitario”.

Soledad que, según el también senador de la U Armando Benedetti, se palpa por unos ministros ausentes y lejanos, “que dan la sensación de que el presidente está gobernando solo”. Ahora, Benedetti piensa que medir las cosas por encuestas es real, porque es lo que la gente piensa, pero también deja claro que nadie entiende: “Seguro esas encuestas van a cambiar en diciembre, cuando se vea la paz con las Farc firmada y se empiecen a ver cientos de obras civiles en el país, de pronto no terminadas porque están empezando, pero se van a ver”.

El exgobernador Horacio Serpa cree, por su parte, que se les está dando a las encuestas una trascendencia que no tienen y pone en la mesa el que parece ser el reto hoy de Santos: ganarse la confianza de la gente: “La política es más compleja, mucho más de analizar. Veo al presidente Santos manejando bien las cosas, haciéndolo con juicio, con dificultades y también con falencias, pero todas absolutamente superables. Hay que hacer un esfuerzo grande por fortalecer el proceso de paz, por solucionar los problemas sociales y, ante todo, por inspirar un mayor y más alto grado de confianza”.

‘Paz no puede estar sujeta a encuestas’: Farc

 

El estado mayor de las Farc respondió, en un comunicado a las recientes declaraciones del presidente Juan Manuel Santos, según las cuales si el proceso de paz no avanza, el Gobierno se levantará de la mesa.

Al respecto, la guerrilla afirmó: “La verdad pura y limpia, debe guiar los pasos de Colombia hacia el bien superior de la paz como derecho. Discursos pensados para repuntar en las encuestas, dictados por veleidades electorales, o por el prurito de desprestigiar al interlocutor insurgente, no se corresponden con la majestad de este anhelo nacional”.

A la vez desestimó las acusaciones de que ha adelantado un proceso de despojo de tierras y propuso que se active una comisión de la verdad compuesta por representantes del Gobierno, las Farc, los campesinos y la comunidad internacional, con el fin de elaborar un informe al respecto. De esta última invitó a miembros de las Celac y al expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 136
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio