Santos quiere hacer conejo con el acuerdo: Alejandro Ordóñez

El exprocurador general, uno de los voceros del No, dijo que los negociadores viajan sin que haya acuerdos fundamentales para un nuevo acuerdo.

El exprocurador Ordóñez cuestiona que no haya acuerdos sobre lo fundamentalArchivo

Sobre el medio día de este jueves, el equipo negociador de paz y los voceros del No revelarán el documento que, finalmente, contendrá las principales coincidencias, objeciones y propuestas que se recogieron a lo largo de estos días –desde el pasado sábado 29 de octubre- cuando arrancó el llamado ‘cónclave por la paz’, pero el asunto no se ve nada fácil. Las divergencias parecen estar por encima del consenso nacional que se buscó tan pronto perdió el plebiscito en las urnas y así lo corroboró el exprocurador Alejandro Ordóñez. (Lea: ¿En qué cederán gobierno y Farc).

“Acuerdos en cuestiones esenciales para el NO, no han sido posibles. Esperamos que gobierno regrese de La Habana con respuestas concretas de las Farc”, dijo Ordóñez apenas unas cuantas horas antes del equipo negociador de La Habana viaje a la isla a continuar con el que sería el segundo ciclo de conversaciones con esa guerrilla, tras el triunfo del No. Y es que la posición de Ordóñez sorprende. Sobre todo, porque tanto los voceros del Sí como los del No que se han reunido en ‘modo cónclave’, han salido a reiterar que el tono en el que se ha desarrollado el diálogo ha sido amable y, más aún, han dicho que ha habido coincidencias en asuntos que parecían mucho más complejos. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

Ordóñez, sin embargo, no se quita la idea de la cabeza de que el presidente Juan Manuel Santos le quiere “hacer conejo” a la paz. Así lo dijo a través de su cuenta de twitter, en la que afirmó que el jefe de Estado “pretende disfrazar de nuevo acuerdo el mismo rechazado por el pueblo en plebiscito”. Lo que demuestra, eso sí, que el diálogo de estos días se desarrolló en un ambiente de desconfianza, sumado a las declaraciones que desde Londres entregó Santos en las que dejó entrever que el nuevo acuerdo de paz que se firme con las Farc en Cuba pasaría de inmediato a ser implementado en el Congreso, saltándose el paso de la refrendación popular. (Lea: Santos anuncia implementación vía Congreso ¿no habrá refrendación?).

“Que no engañen a los colombianos. Acuerdos concretos, precisos, sobre temas fundamentales no han sido posibles hasta ahora entre gobierno y No”, reiteró Ordóñez, advirtiendo que los puntos esenciales que sustentaron su campaña en contra del plebiscito siguen intactos. Por ejemplo, lo referente a la elegibilidad política de los responsables de los crímenes más graves parece seguir siendo un inamovible por parte de esa guerrilla. No se han logrado consensos en ese sentido, es cierto. Pero también lo es que ha habido propuestas viables sobre la mesa.

Desde la semana pasada han puesto sobre la mesa la posibilidad de que los máximos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad puedan recuperar sus derechos políticos de forma progresiva. Esto implica que no podrían ser elegibles hasta tanto no hayan cumplido la pena que se les aplique en desarrollo de la jurisdicción especial de paz y, en ese sentido, quedaría descartado de tajo que participaran en las elecciones del 2018. Sin embargo, en eso quedó la propuesta: sobre la mesa y sin conocer una posición clara sobre este asunto por parte de las Farc. (Lea: ¿Qué ha pasado durante un mes sin acuerdo de paz con las Farc?).

Para eso, el equipo negociador se devuelve este jueves a Cuba a iniciar un nuevo diálogo que tampoco será fácil. Las Farc han demostrado tener verdadera voluntad de paz y muestra de ello es la decisión de mantener el cese bilateral del fuego, pero no van a permitir que estos cuatro años de negociaciones se echen a perder por cuenta de las exigencias que siguen haciendo los del No y, mucho menos, si se tiene en cuenta el margen tan estrecho con el que ganaron. 

Temas relacionados