Senado aprueba en segundo debate proyecto 'revancha' de fuero militar

La plenaria del Senado aprobó en segundo de ocho debates el proyecto de fuero militar que en 2013 la Corte Constitucional declaró inexequible por vicios de trámite.

El ponente de la iniciativa, el senador del Partido de La U, Manuel Enríquez Rosero, dijo que el proyecto “busca armonizar el Derecho Internacional Humanitario con la normatividad interna del país”.

“En ningún caso la justicia penal militar o policial conocerá de los crímenes de lesa humanidad ni de los delitos de genocidio, desaparición forzada, ejecución extrajudicial, violencia sexual, tortura y desplazamiento forzado. Las infracciones al Derecho Internacional Humanitario cometidas por miembros de la Fuerza Pública —salvo los delitos anteriores— serán conocidas exclusivamente por las cortes marciales o tribunales militares o policiales”, explicó.

Sin embargo, el proyecto en el trámite recibió fuertes críticas de parlamentarios, organismos internacionales y defensores de derechos humanos. Precisamente quienes ven en la iniciativa una reforma inconveniente, argumentan que de ser aprobada, en los ocho debates que la ley exige, se corre el riesgo de que tribunales castrenses conozcan de grandes violaciones a los derechos humanos cometidas por uniformados.

Sobre el tema, el senador Armando Benedetti Villaneda, quien se declaró en contra del proyecto, dijo que en el ordenamiento jurídico nacional no existe el delito de falso positivo por lo que existe una zona gris que permitirá que este tipo de delitos pasen a la justicia penal militar.

“No me gusta eso y por eso voté negativo, además ya hay jurisprudencia de que cuando un caso es conocido por la justicia internacional o viola el DIH no puede pasar a la justicia penal militar y aquí se incluyó”, explicó.

El proyecto, aprobado en segundo debate, ahora pasará a la Cámara de Representantes para ser aprobado en dos debates restantes antes del próximo 16 de diciembre. El próximo año la iniciativa deberá ser aprobada en cuatro debates restantes antes de junio.

Las críticas

El delegado de la ONU en Colombia, Todd Howland, dijo en el Senado que el proyecto de fuero militar “no es consistente con las obligaciones internacionales de Derechos Humanos de Colombia”.

“Colombia tiene que decidir cómo se va a enfrentar el pasado de violaciones de DD.HH. y es importante hacer este debate en razón de cómo se va a tratar de manera abierta y profunda”, manifestó.

Dentro de sus críticas, Howland llamó al Congreso a hacerle importantes cambios al proyecto para aclarar que la iniciativa “va a tratar solamente los hechos a futuro y no hacia el pasado”.

“El proyecto sin este cambio no va a ser del interés ni siquiera de los miembros de la Fuerza Pública porque se va a afectar la confianza de la sociedad colombiana –en razón de su Fuerza Pública– y se va afectar el estudio de Colombia por el respeto de los DD.HH.”, recalcó.

El delegado de la ONU reclamó que aún no hay una ley en Colombia indicando los cambios estructurales individuales para tratar los problemas de ‘falsos positivos’ y ‘chuzadas’.