Senador rechazó el carro 'arrendado' por Roy Barreras

"Ahora le salimos a deber al senador Barreras", dijo Camilo Romero al anunciar su negativa.

La polémica en el Congreso por las camionetas que el presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, arrendó para los legisladores de la cámara alta apunta a crecer.

Al cuestionado manejo dado por la corporación al convenio interadministrativo entre el Senado y la Unidad Nacional de Protección, ahora se suma que hay quienes no quieren esos vehículos. (Lea más sobre el contrato de las camionetas).

El senador Camilo Romero Galeano, quien lidera la revocatoria del actual Congreso, dijo que no recibirá los dos automóviles que la mesa directiva alquiló para él. (Lea cómo se siente Roy Barreras por el trato en Twitter).

Según él, los carros que le dieron hace 2 años, aunque son viejos, aún sirven hasta que termine su periodo en el legislativo en julio de 2014.

“Ahora le salimos a deber a Roy Barreras, esa sí es la lógica completamente invertida. En mí caso no recibo esas camionetas, no tengo necesidad de recibirlas porque las que me asignaron pese a ser viejas aguantan sin ningún problema hasta el final del periodo”, señaló. (Escuche la declaración de Romero).

Romero y Barreras han estado enfrascados en agudas discrepancias por cuenta de la labor que cada uno hace en el legislativo.

Primero, a Barreras no le gustó mucho la idea de Romero de promover el referendo de revocatoria del Congreso. Sin embargo, Romero sigue adelante con su iniciativa.

Luego, Barreras acusó a Romero de ser el legislador que más se ausenta a las plenarias de la corporación. De hecho, en la última plenaria el presidente del Senado exhortó a los senadores del Polo a que pidan a Romero que ayude a constituir quórum para decidir sobre muchos proyectos.

Y ahora el último rifirrafe por cuenta de las camionetas arrendadas por el Congreso de la República.