“Señalamientos de Uribe son un mensaje amedrentador para otros medios y periodistas”: FLIP

La Fundación para la Libertad de Prensa medió en el fuerte cruce de declaraciones entre el senador Álvaro Uribe y el periodista de Noticias Uno, Julián Martínez, debido a un informe que revivió el noticiero sobre la finca El Ubérrimo, propiedad del expresidente.

Recién inició este mes, el país revivió la controversia sobre las miles de hectáreas baldías que pasaron de ser propiedad de campesinos a estar en manos de grandes conglomerados económicos y políticos. La Contraloría General reavivó el tema con una solicitud para que se tomen medidas judiciales y se anule la venta de tierras de origen baldío. A raíz del debate, este fin de semana Noticias Uno emitió de nuevo un documento que indica que, entre 2008 y 2010, el senador Álvaro Uribe (Centro Democrático) destinó parte del erario para expandir los límites de la finca El Ubérrimo, de propiedad de su familia, además de otros predios ubicados en el departamento de Córdoba. 

El informe, del periodista Julián Martínez, detalla los dineros que le fueron otorgados a los distritos de riego, que habrían favorecido la expansión de El Ubérrimo, debido a que la ganadería del expresidente hacía uso de esos sistemas de abastecimiento y drenaje de agua para su ganadería.

(Lea: Uribe denunciará al contralor por investigación al Ubérrimo)

Según la nota, emitida originalmente en 2013, esos distritos de riego fueron subsidiados con más de 15 mil millones de pesos, de los cuales 3.297 millones fueron a parar a la Sociedad Agropecuaria El Ubérrimo.

Como es costumbre cada vez que se le cuestiona por alguna actuación, el expresidente respondió con furia, ensañándose contra el comunicador que presentó el documento. A Martínez, quien también es autor de “ChuzaDAS” -el libro que narra movimientos y testimonios de las interceptaciones ilegales del DAS- el expresidente lo acusó de ser auxiliador de las Farc.

“Periodista Pro Farc”, fue el calificativo que utilizó el líder del Centro Democrático en su cuenta de Twitter, para rechazar la publicación, en un trino en el que incluyó a Cecilia Orozco, directora de Noticias Uno. Uribe se despachó en su red social con un “A Noticias Uno, su periodista Pro Farc Julián Martínez y a su directora dra Orozco les repetiré la respuesta de 2013 a su repetido infundió”, que de paso fue repudiado por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).


Álvaro Uribe Vélez on Twitter

Según la FLIP, el mensaje del congresista fue una nueva estigmatización a los periodistas, que podría poner en riesgo al periodista que presentó el informe, y que a su vez desencadenaría en ataques de mayor gravedad. La fundación le recordó al senador que, según la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, los funcionarios están obligados a tener un discurso e contribuya a prevenir la violencia contra el periodismo. (Lea: El poder detrás de la acumulación de predios)

Los señalamientos de Uribe son un mensaje amedrentador para otros medios y periodistas, que generan un efecto inhibitorio para continuar con la investigación del tema publicado por Noticias Uno, que es un asunto de interés público. En ese sentido, la estrategia del Senador de responder con acusaciones personales, en lugar de presentar su versión sobre los hechos, debilita la deliberación pública y fractura las garantías para que los ciudadanos en Colombia puedan opinar e informar sobre el poder público”, indicó la FLIP mediante un comunicado.

Como no es la primera vez (desde 2002 se registran fuertes arremetidas de Uribe contra la prensa), y seguramente no será la última, la FLIP le solicitó al senador que exprese sus desacuerdos con los periodistas que presentan informes sobre su gestión, de tal manera que no afecte la labor de los periodistas. Finalmente, elevó una solicitud a la Procuraduría para que adelante las investigaciones disciplinarias contra el congresista del Centro Democrático, para determinar posibles sanciones que amerite su actuación.

El senador Uribe, por su parte, recurrió a la remembranza y volvió a publicar la respuesta que envió en su momento sobre el informe, indicando de nuevo que el distrito de riego no beneficia ninguna de sus propiedades, por lo que desde ese entonces calificó de “absurdo y falso” el documento. Negó, además, que se hubiera hecho inversión alguna de Incoder o de Corpoica en terrenos pertenecientes a la familia Uribe Vélez.