Silva, Rengifo e Iragorri, en sonajero para suceder a Vargas Lleras

El nuevo ministro del Interior tendrá una apretada agenda legislativa que sortear.

El sonajero ministerial para suceder a Germán Vargas Lleras se empezó a agitar con más fuerza este martes, cuando apenas han transcurrido unas horas desde que se conoció que el líder político será el nuevo ministro de Vivienda.

Aunque muchos consideran que esa representación política debe quedar en manos del Partido de La U, sólo será el presidente Juan Manuel Santos quien resuelva el 'dilema' que ahora se presenta en la mesa de unidad nacional.

El primer candidato que se conoce podría remplazar a Vargas es el exministro de Defensa, Gabriel Silva Lujan, quien se destacó en ese despacho, durante el gobierno Uribe.

Además, Silva cuenta con una destacada trayectoria en los últimos años, al frente de la embajada de Colombia en Estados Unidos. De hecho, en entrevista con El Espectador confirmó que ya cumplió su tarea en esa oficina de la diplomacia y anunció su deseo de retornar al país.

Otro de los candidatos que tiene serias posibilidades de asumir la cartera política es el actual secretario general de la Presidencia, Federico Rengifo, quien en septiembre de 2011 reemplazó a Juan Carlos Pinzón, actual ministro de Defensa.

Renjifo Vélez es abogado de la Universidad Javeriana. Fue viceministro de las carteras de Hacienda, Desarrollo Económico y Minas y Energía. Además, fue presidente del Banco de Colombia y de la Compañía Financiera Internacional.

Y cierra el sonajero de candidatos para ministro de la política, el actual alto consejero presidencial precisamente de la política, Aurelio Iragorri Valencia, quien también es el gobernador (e) del Valle del Cauca desde el pasado 31 de marzo.

Iragorri es promovido por el Partido de La U pues el senador Juan Lozano Ramírez lo postuló para ese alto cargo en varias declaraciones que dio en las últimas horas.

Santos tiene el reto de nombrar a un ministro que tenga la capacidad de conocer la compleja agenda legislativa y dificultades políticas que a diario se afrontan en la mesa de unidad nacional.

Dentro de los proyectos a gestionar y buscar su aprobación están fundamentalmente la reforma a la justicia, la reforma a la justicia penal militar y el marco legal para la paz.

Igualmente, llegado el caso de que el Jefe de Estado decida reelegirse en 2014, el nuevo ministro estará encargado de evitar que se fraccione la unidad nacional, a la hora de saber 'quién le es fiel' al Gobierno.