Publicidad
Política 10 Ago 2013 - 9:00 pm

Al cierre del duodécimo ciclo de diálogos en La Habana

La talanquera a la verdad

Las Farc siguen ventilando propuestas para su eventual llegada a la arena política, pero no son claras a la hora de reconocer cómo van a encarar a sus víctimas.

Por: María del Rosario Arrázola
  • 393Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/talanquera-verdad-articulo-439127
    http://tinyurl.com/mbqwoun
  • 0
  • 222
‘Pablo Catatumbo’, miembro del equipo negociador de las Farc, criticó el Marco para la Paz. / EFE

Sobre la base de que el Estado no puede ser juez y parte, las Farc definitivamente no quieren saber nada de la justicia colombiana. Esa es la idea que impera entre los delegados de la guerrilla en las negociaciones de paz con el gobierno Santos en La Habana, y por esa razón no creen que el Marco Jurídico para la Paz —por resolverse en la Corte Constitucional en los próximos días— pueda ser una herramienta útil para llegar a un acuerdo de cese definitivo del conflicto. Por el contrario, su idea es insistir en una comisión de la verdad que evalúe por igual los efectos causados por la guerra entre el Estado y la insurgencia.

A las Farc no les suena la exigencia del Gobierno de que tienen que darles la cara a sus víctimas, y mucho menos que a sus delegados les pongan al frente a secuestrados o familiares que resultaron afectados por sus acciones violentas. Por eso prefieren igualar las cargas y que, de insistirse en las verdades del conflicto armado, se evalúen también las que le corresponde reconocer al Estado. Es más —comentó una fuente—, la guerrilla cree que no sólo deberían examinarse las acciones ilegales perpetradas por agentes de la Fuerza Pública y los organismos de seguridad, sino incluso la postura de otros actores de la sociedad.

Por ejemplo, que quede claro qué fue lo que sucedió en la violencia partidista de los años 40 y 50, y cuál fue el papel desempeñado por los medios de comunicación, la Iglesia, los empresarios y hasta otros gobiernos. En otras palabras, una especie de revisión histórica que, según la guerrilla, vaya más allá de los balances del Grupo de Memoria, el cual en su informe recalcó especialmente la responsabilidad de las Farc en la comisión de múltiples delitos, en particular el secuestro. Una evidencia que la organización pretende abordar desde su propia interpretación, muy distinta a la que busca darle el Estado colombiano.

La visión del Gobierno, de alguna manera interpretando el sentir de la sociedad, es que ya no es posible hacer a un lado la justicia y que los estándares internacionales de protección de los derechos humanos exigen también verdad, reparación y garantías de no repetición. Además, en el contexto de la seguridad nacional no es viable pensar siquiera en desempolvar archivos judiciales, ni mucho menos someter al Estado al juicio de la insurgencia. Una encrucijada que complica aún más la definición de la participación política de las Farc, sin que antes se resuelva el asunto de las cuentas pendientes con la justicia.

En el fondo, la guerrilla sabe que tiene que aceptar que hay condenas, y que la Corte Penal Internacional es una exigencia para el Estado. En sus declaraciones públicas prefieren insistir en perfeccionar las normas del derecho internacional humanitario, atendiendo las experiencias y particularidades de una confrontación tan compleja como la colombiana. Además asumen que una fórmula viable podría ser la suspensión de las penas. Lo que parece utópico es que quieran acomodar una comisión de la verdad para imponer su tesis de por qué se alzaron en armas en un contexto de violencia nacional.

Como lo anotó el analista político y profesor universitario Jairo Libreros, es claro que, como mecanismo de justicia transicional, el Marco para la Paz les resulta incómodo a las Farc porque restringe su espacio para negociar los términos sobre su participación política y la reparación de los daños de un conflicto tan prolongado. En otras palabras, porque pone a la guerrilla contra la pared. Y al otro lado están las víctimas, cuyos derechos ya no constituyen una opción, son una exigencia. En esos términos, lo acojan o no, el Marco para la Paz va a ser determinante si se quiere seguir avanzando hacia un acuerdo definitivo.

Por ahora, es claro que a la guerrilla le interesa más seguir ventilando ideas de lo que cree esencial como plataforma mínima de participación política. Esta semana, por ejemplo, las Farc se despacharon con dos catálogos: uno con diez propuestas para la democratización de la información y los medios de comunicación, y otro con ocho para su inserción en la política regional que, definitivamente, apunta a ser su objetivo a corto plazo, en caso de concretarse la firma de la paz. Es en este último aspecto donde se advierte que más que curules en el Congreso, lo que las Farc buscan por ahora es incidir en el poder local.

Su insistencia en la creación de una cámara territorial para sustituir a la actual Cámara de Representantes es una clara demostración del precio que quieren hacerle pagar al Estado para terminar su guerra. En este escenario, con variables tales como un fondo de compensación para superar las desigualdades sociales regionales o la constitución de un consejo de participación territorial como soporte de una nueva organización político-administrativa del Estado, las Farc quieren reinventarse en el posconflicto. Una visión para quedarse en las regiones donde han librado su guerra.

Como en cualquier negociación, lo demás son las pretensiones para subir la vara. Circunscripciones territoriales, curules para la paz, cupos para las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, ordenamiento territorial, censo de tierras, zonas de reserva campesina y, en general, todo un inventario de exigencias para el país rural en el que creen. Eso sí, con su acostumbrada cuenta de cobro por el abandono estatal y la pobreza, pero sin admitir que su violencia también ha contribuido al desajuste y el atraso de muchas regiones. Es decir, que el Estado se adecúe a su modelo político.

El problema es que, lo asuman públicamente o no, la participación política de las Farc en el contexto democrático colombiano tiene mucho que ver con reformas sociales e institucionales, pero no pueden eludir las exigencias internacionales de hoy en materia de negociaciones de paz. En otras palabras, los estragos que ha dejado la confrontación ya no pueden mirarse de soslayo y para eso se diseñaron los mecanismos de justicia transicional. En el contexto actual, esa opción es el Marco para la Paz que, aunque no les gusta a las Farc, va a ser el soporte constitucional para que el Estado pueda pactar con ellas.

Este fin de semana concluyó el duodécimo ciclo de conversaciones entre el gobierno Santos y las Farc en La Habana, y el reloj continúa su marcha. La meta del presidente Santos es que en noviembre esté listo algo que pueda facilitar su decisión de buscar un segundo mandato. Hasta el momento hay un acuerdo agrario que tendrá que pasar por leyes y decretos. El tema de la participación política ha demostrado que la solución no es tan fácil. Y la razón es una sola: este es el tiempo de las víctimas y, a diferencia de otras épocas, ellas no van a declinar sus derechos.

Las víctimas son prioridad

Los tiempos han cambiado y los parámetros de justicia internacional han impuesto nuevas realidades que se hacen evidentes en la negociación de paz que adelantan el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba). No hay acuerdo posible sin que a las víctimas se les garantice el acceso a verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Por eso, para plantear un diagnóstico previo del impacto del conflicto en las regiones, las Naciones Unidas y las comisiones de paz del Congreso presentarán el informe final de las audiencias realizadas a lo largo del país que reúne las voces de las víctimas y que será enviado a la mesa de diálogo en La Habana. Además, tal como ha planteado el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, se busca que una comisión de víctimas vaya a Cuba a expresar su punto de vista a los equipos negociadores.

El problema de los tiempos

Desde que el presidente Juan Manuel Santos anunció el inició de los diálogos de paz, advirtió que no tendrán un tiempo ilímitado y que sus avances se medirían en meses y no en años. No obstante, los diálogos se han dilatado más de lo esperado y de los cinco puntos planteados en la agenda de negociación, sólo se ha abordado la política agraria y está en discusión la participación política.

 

El mandatario se ha puesto como meta llegar a un acuerdo en noviembre, fecha en la que se podría garantizar el trámite de las leyes que les permitan a las Farc dejar las armas y lanzarse a la arena electoral, no obstante los acuerdos no llegan y según se ha conocido en el Gobierno, consciente de que su principal apuesta es la paz, ya está contemplando extender los tiempos sobre la certeza de que se va a logar la firma del acuerdo.

Relacionados

  • 222
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • “Si hay voluntad de paz hay que acelerar las negociaciones”: Uribe
  • Honduras define estrategia de atención a niñez para disuadir la migración ilegal

Lo más compartido

222
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

hecnomef

Lun, 08/12/2013 - 10:06
?Cómo les parece la alianza entre la rancia estirpe narcótica(Samperista)y el actual presidente Santos?....el que fuera elegido con dinero sucio(caso 8000)...hoy hace gala al lado de sus escudos protectores(Serpa,Fernándo Cristo,etc etc,haciendo política en sitios como el Catatumbo,dandoles la razón a los promotores de paros,que no son otra cosa que guerrilleros disfrazados de campesinos!....Santos les dío un segundo aíre a estos políticos de pacotilla y oportunistas,lo mismo que es él!....Un traidor a la Patria,el pueblo lo juzgará.
Opinión por:

Fernando Equix

Lun, 08/12/2013 - 17:56
IMBÉCIL ANIMAL: EL ÚNICA QUE JUZGA ES DIOS, EL MISERICORDIOSO.
Opinión por:

Fernando Equix

Lun, 08/12/2013 - 17:55
EL PUEBLO ES EL MISMO SATANÁS ¿ acaso SATANÁS JUZGA? AHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA,
Opinión por:

germandatos

Lun, 08/12/2013 - 09:52
Perros pordioseros y cómplices del traidor Juan Manuel Santos. Rían ahorita que pueden, pues seguro que Santos también los habrá de traicionar en el momento menos pensado.
Opinión por:

hecnomef

Lun, 08/12/2013 - 09:17
_Lograron los enemigos de Álvaro Uribe,incluyendose inocentemente él mismo(Uribe)...penetrar en Colombia "el caballo de Troya"...es decir:(al señor Santos como palresidente)...está arrasando con toda legalidad,Colombia en manos del hampa,la guerrilla,está aliado con gobernantes espúreos,en la Habana habla dizque de paz con los cabecillas narco-terroristas de las farc,pero éstos siguen masacrando soldados,policías y campesinos.El incoder en manos de las guerrillas,haciendo contratos y recibiendo fabulusas sumas de dinero,todo orquestado desde la cúpula de fariana y de Cuba!Todo el gobierno de Santos es un "paquete chileno"...aliado del mal.
Opinión por:

locierto.

Lun, 08/12/2013 - 06:40
cual es el miedo pinches guerrillos, si acaso sacan dos senadores y unos tres representantes, dejen el miedo, que el miedo no deja pelear......
Opinión por:

germandatos

Lun, 08/12/2013 - 09:58
Frescos que si logran sacar a uno o dos de esos personajes, nosotros, la Sociedad Civil, nos encargaremos de darle el trato judicial que se merecen, en reemplazo de la inepta y corrupta Ramera Judicial.
Opinión por:

locierto.

Lun, 08/12/2013 - 06:44
cual es el miedo A UNOS pinches guerrillos ?
Opinión por:

Tintoreto

Lun, 08/12/2013 - 05:40
LA GUERRA ( VOCABLO EMPLEADO POR EL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA ) TIENE IMPLICACIONES POLÍTICAS, SOCIALES, ECONÓMICAS. POR LO GENERAL, LA PALABRA " GUERRA " SE UTILIZA PARA DESIGNAR LA CONFRONTACIÓN ARMADA ENTRE ESTADOS O TAMBIÉN ENTRE DOS BANDOS. EN EL CASO QUE NOS ATAÑE, ES EVIDENTE EL CONFLICTO ARMADO ENTRE EL ESTADO Y LAS ORGANIZACIONES ARMADAS AL MARGEN DE LA LEY CUYAS CONSECUENCIAS HAN SIDO LA PEOR PESADILLA PARA EL PAÍS. EN CONSECUENCIA, DEBE HABER RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS ENTRE EL ESTADO Y LAS FARC EN CUANTO A LAS VÍCTIMAS.
Opinión por:

ventorrillo

Lun, 08/12/2013 - 02:05
las farc lo que quieren es seguir secuestrando desde las curules del congreso y pasar de ser terroristas proscritos desde la habana y la selva, a ser terroristas de estado, seguramente lavaran sus orribles pecados y su favulosas fortunas.
Opinión por:

locierto.

Lun, 08/12/2013 - 06:43
HHHorrible su ortografía, y nada de faBBBuloso su coementario.
Opinión por:

nimodos

Dom, 08/11/2013 - 23:03
La Masacre de Bojayá es el nombre con que se conoce la muerte violenta en el interior de la iglesia de Bojayá, Chocó, al occidente de Colombia, entre 74[1] y 119 civiles como consecuencia de la explosión de un "cilindro bomba" o "pipeta" lanzado por miembros del bloque 58 del grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARCP-EP) el 2 de mayo de2002. El suceso tuvo lugar en el marco de los enfrentamientos armados que en ese mismo pueblo se desarrollaron entre lasFARC-EP y los paramilitares de las AUC, ambas empeñadas en mantener el control de la zona y el acceso al río Atrato.
Opinión por:

PERIODISMO AMARILLISTA

Dom, 08/11/2013 - 22:22
LA PRIMERA GRAN MASACRE SE DIO EN 1928 EN LAS BANANERAS, Y LO HIZO EL ESTADO TERRORISTA DE COLOMBIA.
Opinión por:

germandatos

Lun, 08/12/2013 - 10:00
Debió haber sido en la iglesia de Bojayá a manos de una ratas imbéciles que ni buena puntería tenían.
Opinión por:

PERIODISMO AMARILLISTA

Lun, 08/12/2013 - 04:10
ES buena la pregunta sobre la última, y es preciso decir que eso ya se pierde con tanta monstruosidad, pero, si podemos resaltar algunos datos de los últimos 13 años, por ejemplo: Falsos Positivos a manos de los altos mandos de Gobierno y sus militares, violación y asesinato de niños en Arauca por parte de sicarios del ejercito, exterminio de sindicalistas a tal punto que Colombia es campeón mundial en esa práctica con el 86% a nivel mundial, exterminio de los reclamantes de tierras despojadas, etc.
Opinión por:

nimodos

Dom, 08/11/2013 - 22:50
Y la ultima quien la hizo?
Opinión por:

Mayéutica

Dom, 08/11/2013 - 22:05
Hecho cierto es que hay desigualdad.... y eso justifica la lucha armada terrorista y asesina de estos narcos? NO !!! ? Si lucharan por el pueblo y no por sus arcas entonces por qué asesinan y secuestran a la gente común y silvestre?? Sus asesinatos no son de patriotas y por eso la única salida es exterminarlos, por que se les tiene la mano y se cogen el brazo, se les concede el brazo y quieren el cuerpo entero?
Opinión por:

PERIODISMO AMARILLISTA

Dom, 08/11/2013 - 22:20
Uribe intentó liquidar las Farc y para eso mandó masacrar a jóvenes humildes tildandolos de guerrilleros sin serlo, lo que se conoce como falsos positivos.
Opinión por:

PERIODISMO AMARILLISTA

Dom, 08/11/2013 - 21:27
DESDE LA MASACRE DE LAS BANANERAS EN 1928 EL TERRORISMO DE ESTADO NO HA CESADO EN SU ACTUAR CRIMINAL Y LO MÁS POSIBLE ES QUE NO VA A PARAR SUS CRÍMINES.
Opinión por:

nimodos

Dom, 08/11/2013 - 23:08
Y los asesinatos, secuestros, b
Opinión por:

CEJANUS

Dom, 08/11/2013 - 19:33
Definitivamente la realidad es tozuda, con el paso de los días se ha confirmado que para las decisiones de la justicia colombiana pesan el estrato y el dinero que tengan los procesados, las FARC no se equivocan mucho al desconfiar de la justicia colombiana, ya que sabemos los privilegios que tienen los delincuentes de cuello blanco en las cárceles colombianas y el hacinamiento, hambre e insalubridad para los presos comunes. ÁNGEL MARÍA CANO
Opinión por:

Certero.33

Dom, 08/11/2013 - 18:25
"FARC, UNA HISTORIA PLAGADA DE CRíMENES ATROCES". ¡ASESINOS!!! ___ www.elmundo.es/accesible/america/2012/10/18/colombia/1350529868.html
Opinión por:

Certero.33

Dom, 08/11/2013 - 18:25
NO A LOS NEGOCIADOS FARC-SANTOS!!! ¡NO A LA MENTIRA!!! ¡NO A LA IMPUNIDAD!!!
Opinión por:

Certero.33

Dom, 08/11/2013 - 18:24
"¿Estarán proponiendo las Farc que sean ellos mismos los que diseñen el instrumento con el que se les va a juzgar? ¡Por favor!". EL CINISMO DE LAS SANGUINARIAS NARCOTERRORISTAS FARC NO CONOCE LíMITE. ___ www.elespectador.com/opinion/editorial/imposicion-articulo-438890
Opinión por:

Mayéutica

Dom, 08/11/2013 - 22:11
Para ellos este Estado del cual ellos han estado al margen como delincuentes comunes, no es el que los debe juzgar. Con este planteamiento ya les habría dicho váyanse a la mierda y los esperamos en la frontera con Colombia (obviamente del lado venezolano) para meterles plomo ?
Opinión por:

Mayéutica

Dom, 08/11/2013 - 22:11
Para ellos este Estado del cual ellos han estado al margen como delincuentes comunes, no es el que los debe juzgar. Con este planteamiento ya les habría dicho váyanse a la mierda y los esperamos en la frontera con Colombia (obviamente del lado venezolano) para meterles plomo ?
Opinión por:

jackal794

Dom, 08/11/2013 - 17:28
CUANDO ALIMENTE A LOS POBRES ME LLAMARON SANTO Y CUANDO PREGUNTE POR QUE HABIAN POBRES ? MELLAMARON COMUNISTA . ! VBNCJ768OC COD LK . !
Opinión por:

Fernando Equix

Dom, 08/11/2013 - 19:43
Señor alias CHERTERO SANGRE MALIGNA 33= SIGA CON SU ODIO , QUE ASÍ SE IRÁ PARA SU TUMBA Y SUERTE EN EL INFIERNO, hehehehehe
Opinión por:

Certero.33

Dom, 08/11/2013 - 18:22
Y CUANDO MILLONES DE COLOMBIANOS PREGUNTAMOS POR LAS CONDENAS A LOS SANGUINARIOS NARCOTERRORISTAS FARCISTAS POR SUS MILES DE CRÍMENES Y ATROCIADES, NOS LLAMARON "enemigos de la paz". ¡QUÉ FARCSA!
Opinión por:

locierto.

Dom, 08/11/2013 - 17:19
cual es el miedo aunos guerrilleros que a lo sumo sacan uno o dos senadores,,,,,,?
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio