Publicidad
Política 25 Sep 2013 - 10:00 pm

La idea que vuelve a tomar fuerza

Una pausa para airear los diálogos

Iría acompañada de tregua bilateral y el compromiso sería retomar las conversaciones Gobierno Farc después del debate electoral.

Por: Redacción Política
  • 43Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/politica/una-pausa-airear-los-dialogos-articulo-448799
    http://tinyurl.com/p2t4y5m
  • 0
insertar
El presidente Juan Manuel Santos en su discurso del martes pasado ante la Asamblea de Naciones Unidas. / Presidencia

El proceso de negociación entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Farc que se adelanta en La Habana (Cuba) comienza a transitar peligrosamente por caminos pantanosos que podrían llevar a su suspensión o, incluso, su cancelación definitiva. El discurso del jefe de Estado el pasado martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas provocó una dura reacción de alias Timochenko, máximo líder de la organización subversiva, que en una carta publicada a través de internet califica la actitud del mandatario de “arrogante y mezquina” y anuncia que los negociadores en Cuba elaborarán un informe “con el exclusivo propósito de que el país y el mundo conozcan en verdad lo que ocurre en la mesa”.

Según el jefe guerrillero, tal es la respuesta que les queda ante la “ofensiva discursiva y mediática” por parte del presidente. En la carta, titulada “Tanta retórica hace daño, Santos”, Timochenko cuestiona que el Gobierno considere que sólo sus propuestas “merezcan atención” en la mesa de diálogo y que la responsabilidad del conflicto armado les sea atribuida a las Farc. Asimismo habla de “imposiciones unilaterales”, como el Marco Legal para la Paz y una ley de referendo, los cuales fueron, según él, diseñados “sin contar para nada con nuestra opinión” y son la “única fórmula que considera válida para los puntos sobre víctimas y participación política”. Luego enfatiza: “Santos, alucinado, confía en doblegarnos con gruñidos. Estamos muy viejos para eso. La clave está en consensuar, en cambiar para bien esa actitud arrogante y mezquina”.

Pero además, al referirse a las advertencias que el jefe de Estado les ha hecho a las Farc en el sentido de que el tiempo y la paciencia de los colombianos se agotan y que hay que firmar la paz —reiteradas en el discurso ante Naciones Unidas—, Timochenko dice que “lo que acorta en realidad es el tiempo para definir su candidatura a la reelección, y es evidente su afán de exhibir al país un acuerdo. Pero ni siquiera por ello asume una posición que facilite la concertación. Somos nosotros quienes debemos ceder a sus afanes y firmar cuanto antes lo que él quiere. Vuelve a llamarnos terroristas, se ufana de haber derramado nuestra sangre como nadie en los últimos cincuenta años y exhibe en cada mano la cabeza de un miembro del Secretariado”.

Para algunos, el comunicado podría llevar al rompimiento de las negociaciones, pero para otros se trata de una muestra más de que en este tipo de procesos cada quien trata de mostrarse lo más fuerte posible ante la contraparte. Quizás por eso han regresado los rumores sobre una propuesta que ya había sido ventilada y que apuntaría a suspender las conversaciones para evitar que se crucen con el debate electoral de 2014. De ahí la columna del pasado fin de semana del general (r) Óscar Naranjo en el diario El Tiempo, titulada “El poder de la pausa”, en la que señala que “con una agenda nacional centrada en el propósito de derrotar la violencia y alcanzar la paz, lo que se nos ocurre es que la pausa es necesaria para promover el debate político sobre argumentos más racionales que emocionales”.

Lo que se dice en los círculos cercanos al proceso de paz es que ya está claro que no es posible cumplir con la fecha de noviembre como plazo para la firma de un acuerdo final, incluyendo desmovilización y entrega de armas. También, que los avances en el segundo punto de la agenda, el de la participación política, han sido pocos. Ante esta coyuntura, la idea de parar o “hacer una pausa”, como dice Naranjo, ha vuelto a tomar fuerza.

Mejor dicho, las partes piensan que eso sería lo más conveniente para evitar el colapso de la mesa, que casi un año después de su instalación no ha logrado acuerdos sustanciales o definitivos. Y, al parecer, lo que se ha venido debatiendo es cuándo y cómo, además de definir los detalles para su reanudación una vez se supere el debate electoral en Colombia. Algo que se buscaría sería más apoyo internacional para presionar a la guerrilla en la concreción de un acuerdo. Por cierto, otra propuesta es que dicha suspensión vaya acompañada de una tregua bilateral, buscando ambientar el tema de convivir pacíficamente durante un tiempo prudencial. “Algo así como una especie de ensayo”, dijo una fuente cercana a la Casa de Nariño. Y a juzgar por la carta de Timochenko a Santos, sí que se necesita calmar los ánimos.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

OSCAR FERNANDO AMADO GARRIDO

Jue, 09/26/2013 - 14:23
Ya pasó en Tlaxcala, La Uribe, el Caguán....se me van lugares. Pero ahora, con la reelección a la vista y Santos en el suelo en popularidad, usa esta necesidad para catapultarse, y dice las sandeces que dice.¿Le creemos? ¿Repetirá otra vez la historia?
Opinión por:

negrodiaz

Jue, 09/26/2013 - 11:37
La pausa propuesta asi como al descuido, por Santos de hecho, mediante uno de sus peleles monigotes, que actuan como marionetas, conlleva la posibilidad de una tregua " bilateral "...... lo cual es otro error del señor Santos y su camarilla, pues renunciar al imperativo constitucional de brindar seguridad, soberania, y su ejercicio en todo el territorio nacional es ademas de un exabrupto juridico, una inmensa imbecilidad.. es caguanizar del todo, a Colombia entera.. las demandas contra el estado ya ni siquiera prosperarian, pues esos malditos farucos matarian la gallina de los huevos de oro.. Los del Alvear se joden.. y Colombia toda idem.
Opinión por:

Palmeral

Jue, 09/26/2013 - 11:29
Cualquiera se puede dar cuenta que algo tan importante para Colombia como es la paz no puede estar atado a una efímera coyuntura electoral. La paz debe ser una POLÍTICA DE ESTADO pues es la base para que cualquier país pueda funcionar medianamente bien.
Opinión por:

Palmeral

Jue, 09/26/2013 - 11:26
El gobierno mantiene pidiendo premura en las negociaciones de paz, pero no tiene la misma premura o prisa por facilitar la solución de las causas del conflicto, o la consecución de acuerdos productivos. De lejos se ve que eso es así. Una incongruencia que carece de explicación.
Opinión por:

Palmeral

Jue, 09/26/2013 - 11:22
Santos pretender vender internacionalmente el mensaje de que él tiene la sartén por el mango (el paro agrario demostró que no). Que si caprichosamente quisiera podría mandar al traste el proceso de paz y frustrar como si nada el anhelo de más de 40 millones de personas. No es una sorpresa, es el estilo autoritario con que hemos sido "gobernados" los colombianos durante varias décadas, y una de las causas del conflicto: El desprecio hacia las necesidades más apremiantes del pueblo colombiano, y particularmente hacia uno de sus principales derechos como es la paz.
Opinión por:

belman1

Jue, 09/26/2013 - 08:59
Con pausa o sin pausa los narco-bandoleros de las farc seguirán siendo los secuestradores, torturadores, narcotraficantes y asesinos de siempre, a los que santiflas iscariote quiere llevar al congreso de la república sin que paguen un segundo de cárcel y sin que entreguen el armamento. La crisis del show de La Habana se corresponde con los apetitos desmedidos de las farc que van de la mano con un baboso presidente dispuesto a darles lo que pidan para conseguir la firma de un acuerdo que le permita su reelección. NO MAS SANTOS, NO MAS FARC, NO MAS SANTOS, NO MAS FARC, NO MAS SANTOS, NO MAS FARC!
Opinión por:

zavidur

Jue, 09/26/2013 - 08:10
Se le olvida algo al general Naranjo. Despues del caguan, en Colombia se elige al presidente que prometa darle plomo a la Farc. quien hable mas duro contra la Farc. A Santos se le eligio precisamente por eso, no porque haya prometido en su campana presidencial sentarse a dialogar con la Farc. Esa mesa de negociaciones fue un golazo de Santos al pais. Asi que suspender los dialogos es arriesgarlos gravemente a que no se reanuden en el futuro. La reeleccion de Santos no es segura, menos si dice que va a continuar otros 5 0 10 decadas dialogando con ellos. suspendan entonces los dialogos y se eligira como presidente a quien hable mas duro contra la mesa de negociaciones con la Farc
Opinión por:

fioca

Jue, 09/26/2013 - 08:08
Presidente estamos con usted y con Colombia. Entendemos las enormes dificultades de este esfuerzo por la Paz. Entendemos el costo y sacrificio político que esta asumiendo en favor del país. Y podremos aceptar a las FARC pero solamente si dejan de hacer daño al país y aceptan ser parte de nuestra democracia y reparar el daño hecho a las victimas. Usted tiende la mano ofreciéndoles la oportunidad que sean parte de la lucha contra el narcotráfico ellos la muerden.
Opinión por:

fioca

Jue, 09/26/2013 - 07:54
La carta de Timochenko no hace mas que ratificar la incapacidad total de autocritica de los negociadores de las FARC. Y mientras en sus cerebros no haya ninguna luz de comprension de sus grandes errores al haberse involucrado en acciones criminales muy diferentes a las que fueron políticas en algún momento, será inútil que estén sentados en una mesa de negociación. Estarán solamente pensando y tramando como darle vuelta a la opinión pública cosa que es imposible porque hemos estado inmersos en su criminalidad. Igual que la de los paras pero eso no es excusa. O pero aun, estarán pensando y tramando como tomar fuerza con las "masas". Y promoviendo con Cordoba a la cabeza, la insurrección como pretendieron hacer con el paro agrario. Logrando solo hacer mal al país y sus avances. Como siempre!
Opinión por:

FComentario

Jue, 09/26/2013 - 06:54
Con los antecedentes de la guerrilla con lo del Caguán, que eternizan cualquier proceso de negociación, los tiempos están muy justos para sacar a delante un proceso de paz de aquí a noviembre. Lo mejor que puede hacer Santos es suspender el proceso, dado el período electoral que se avecina y para evitar conflicto de intereses. De todas formas estamos en una democracia, y cada candidato tiene su derecho a hacer sus planteamientos de como le parece mejor reabrir un proceso de paz con la guerrilla. Que gane la propuesta que más le convenga a Colombia.
Opinión por:

fioca

Jue, 09/26/2013 - 08:02
Sensata propuesta. La posibilidad que ese período sea de ensayo sobre cómo convivir en Paz es políticamente generosa, altruista y es lo que necesita el país. Pero si no tenemos una parte confiable del otro lado habría que ponerle fuertes candados para evitar que sea -como siempre- aprovechada oportunistamente por las FARC para dañarnos mas. Ellos no quieren entender que deben aceptar sus errores y como menores se escudan en los errores de los otros y le reclaman al presidente como si fuera un padre y no el gobernante elegido. Y no quieren entender que la política se hace cuando firmen la Paz. Antes es solo confusión y mas daño.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio