"Uribe va a ceder y se va a terminar reuniendo con las Farc"

El periodista, Ricardo Puentes Melo, levantó una polvareda uribista luego de anunciar que se retira del Centro Democrático. Asegura que esa colectividad está llena de "cortesanos que no son capaces de decirle la verdad a Uribe en la cara".

Foto: Captura de pantalla de YouTube

Antes de publicar la carta en la que aseguraba que la izquierda se estaba apoderando del Centro Democrático, el periodista Ricardo Puentes llamó al senador Álvaro Uribe Vélez.

"El presidente me pidió que reconsiderara mi salida del partido. Le dije que los dos sabíamos que eso era imposible". La decisión estaba tomada. "No veo la posibilidad de una unión con gente de izquierda como estos personajes que están allí, que son los que guían el partido". 

En esa carta el comunicador, que se declara "totalmente anticomunista", asegura que el expresidente ha permitido que la izquierda se apodere de la única colectividad que ha mostrado su desacuerdo con todo lo que huela a Farc. Una afirmación que a muchos les resulta extraña. El Espectador habló con él.

Si el Centro Democrático ha sido el único partido que critica constantemente a las Farc, ¿usted por qué dice que la izquierda se está apoderando del partido? ¿No es algo contradictorio?

Ser anti-Farc no es ser anticomunista; el Centro Democrático es anti-Farc, pero no es antizquierda. Los hilos del partido están siendo manejados por personas que jamás se han manifestado en contra de la izquierda. 

¿Quiénes?

Le puedo hablar, por ejemplo, de José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel. El Moir (Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario) nunca se acabó. Dentro del Centro Democrático hacen chistes; dicen que hay una línea 'José Obdulista' del Moir; eso tiene mucho de verdad. La cercanía con el Polo Democático y con Jorge Robledo sigue intacta. A Robledo tampoco le gustan las Farc, pero es comunista. 

El engaño consiste en hacerles ver a las bases uribistas, que sí son de derecha, que ellos también lo son y eso no es cierto. Si usted analiza las premisas ideológicas de Iván Duque y José Obdulio, se dará cuenta que eso es izquierda pura. 

¿Cree que Uribe se está dejando influenciar por esas personas que usted dice que son de izquierda?

Él toma las decisiones. Pero la importancia de los consejeros es esa, la malicia es esa. Aconsejar y hacerle creer al jefe que es él quien está tomando las decisiónes. ¿A quién no le gusta que lo adulen? José Obdulio le ha dicho a Uribe que él es igual a Simón Bolivar, que no ha nacido en la tierra nadie como él, y Uribe se dejó seducir por eso.

Uribe ha sido muy mal asesorado por ese entorno de izquierda que está a su alrededor siempre. La gente del M-19 siempre estuvo muy cerca de Álvaro Uribe Vélez, recuerde que fue él el que motivó el indulto para esa guerrilla. Por ejemplo, nunca entendí la presencia de un hombre como Everth Bustamante (exintegrante del M-19) en el Centro Democrático. ¿Un terrorista indultado en la cúpula de un partido?, eso qué sentido tiene. 

¿Uribe también tiene alguna simpatía por la izquierda?

No podría asegurar eso. Sé que es un hombre liberal, y como liberal cree que se debe ser incluyente. Ve al liberalismo como una corriente ideológica que permite la inclusión, hasta de la gente de izquierda, y en eso no estamos de acuerdo. 

Pero esas personas a las que usted cuestiona, estuvieron desde el inicio en el Centro Democrático...

Sí y eso me generó siempre mucha duda. Por ejemplo, tuve siempre la inquietud de porqué no querían dejar los estatuts claros. Por qué, por ejemplo, el partido tenía que llamarse Centro Democrático. Decían que era porque podía ingresar gente de izquierda y de derecha. Suponía que era gente que había sido de izquierda pero ya no lo era, pero la realidad es otra. 

Al partido lo llamaron “Centro Democrático”, seguramente para hacerle honor al “Centralismo Democrático” de Lenin. El ala izquierdista del CD, que le puso el nombre al partido y que organizó primeramente los estatutos y luchó luego para controlar los capítulos regionales, y que hoy apoya principalmente la candidatura de Iván Duque, sabe muy bien que el “Centralismo Democrático” es una invención de Lenin para organizar el régimen interno de los partidos revolucionarios, en especial el Partido Comunista.

¿Qué opina del equipo que rodea a Uribe?

El presidente Uribe necesita guerreros, no cortesanos. El Centro Democrático es un partido de cortesanos. Todos a cargarle la maleta y los libros a Uribe y ninguno es capaz de parársele en frente y decirle las cosas que están mal. Al presidente hay que decirle que es un ser humano y se equivoca.

Usted parece ser más uribista que el propio Uribe...

Lo admiro desde que comenzó por tener la claridad que tuvo frente a la guerrilla y demostrar que sí se podía derrotar.

¿Y por qué no la derrotó en ocho años de gobierno?

Les dio duro. Pero el error fue haber nombrado a Juan Manuel Santos como ministro de Defensa y a Óscar Naranjo como director de la Policía Nacional. Dos hombres de izquierda que permitieron que la guerrilla tomara respiros. 

Uribe ha dicho que Santos lo traicionó. ¿Cree que los candidatos del Centro Democrático que quieren llegar a la Presidencia van a hacer lo mismo?

No veo en esas a Carlos Hollmes, Rafael Nieto o María del Rosario Guerra; pero a Iván Duque sí. Es hombre de izquierda y lo ha dicho en círculos privados. Lo que pasa es que ahora, como fue confrontado, se quiere hacer pasar como hombre de derecha. Él debería reconocer abiertamente que es de izquierda, eso no es pecado; el pecado es hacerse pasar de derecha siendo de izquierda y engañar a los votantes.

¿Uribe se va a acercar a las Farc?

Eso se lo garantizo. Si usted analiza los movimientos del CD, hacía allá están yendo.

¿Por qué lo dice? ¿Tiene información en ese sentido?

Como dice el presidente Uribe, siguiente pregunta.

Parece poco probable que Uribe se dejará llevar a ese escenario.

Uribe va a terminar cediendo. Le pusieron preso a su hermano, le están atacando a sus hijos, se ve solo. Lo están presionando y finalmente se va a reventar y ceder.  Ya lo está haciendo. Dice que los acuerdos no se deben romper sino reformarse. Eso no tiene sentido. Después de la victoria del NO en el plebiscito se pudo salir a las calles y exigir la renuncia de Juan Manuel Santos, pero no, se fueron a a tomar tinto a Palacio.

¿Qué es eso de castrochavismo?

Eso es una cosa que no existe. Fidel Castro ya se murió y Chávez también. Es una palabra que se inventaron para evitar hablar de comunismo. 

¿Eso es motivo suficiente para decir que la izquierda se está tomando el Centro Democrático?

La gente no entiende cómo funciona el marxismo. La gente cree que el marxismo es ponerse el brazalete de las Farc o el Eln y salir al monte a dar plomo; el marxismo es el que está en la cima. El comunismo llegó a Colombia en los años 20. No he conocido presidentes de derecha, derecha, tal vez Guillermo León Valencia. Nada más.