Uribe y Santos rebajan sus tensiones tras conocerse el cáncer del presidente

Intercambiaron en las últimas horas amables mensajes a través de Twitter.

El presidente, Juan Manuel Santos, y su antecesor en el cargo, Álvaro Uribe, enfrentados desde hace meses, intercambiaron en las últimas horas amables mensajes, a raíz del anuncio del primero de que padece un cáncer de próstata.

"Nuestros mejores deseos por el éxito de la cirugía del presidente Santos", escribió en twitter el lunes por la noche Uribe poco después de que el presidente anunciara su enfermedad en una alocución por radio y televisión.

Desde Lima, Santos le respondió: "acabo de llegar a Perú. Gracias expresidente @AlvaroUribeVel y gracias a todos los colombianos que han enviado mensajes tan amables".

Santos, que viajó anoche a la capital peruana para asistir a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur y Países Árabes, será operado mañana en Bogotá de un tumor cancerígeno en la próstata.

Este intercambio de mensajes por twitter se produce tras meses de fuertes tensiones entre ambos, incrementadas a partir de que Santos anunciara a finales de agosto el inicio de un proceso de paz con la guerrilla de las Farc, que Uribe ha criticado con dureza.

Twitter ha sido al que ha recurrido Uribe para divulgar sus críticas a la política de Santos, quien recientemente decidió empezar a responder por la misma vía a las críticas del que un día fue su mentor político.

Además de Uribe, numerosas personalidades de la política colombiana han enviado sus deseos de recuperación a Santos, como la presidenta del opositor Polo Democrático Alternativo (PDA), la exalcaldesa de Bogotá Clara López.

También por twitter, la dirigente izquierdista le deseó al gobernante una "pronta y completa recuperación".

El vicepresidente colombiano, el exsindicalista Angelino Garzón, convaleciente de una isquemia cerebral por la que fue operado en junio, expresó su "solidaridad y apoyo" a Santos,

El presidente colombiano informó de su enfermedad a falta de dos semanas para el inicio formal del diálogo con las Farc en Oslo.