Vargas Lleras, inminente fórmula vicepresidencial de Santos

La instalación del Comité Político de la campaña de reelección este lunes sirvió para limar asperezas y rodear su nombre como coequipero del jefe de Estado.

La foto de la instalación y primera sesión del Comité Político de la campaña de reelección del presidente Juan Manuel Santos sugiere muchas cosas. En ella se ve, en su orden y de izquierda a derecha, a Roberto Prieto (gerente general de la campaña), Juan Fernando Cristo (presidente del Congreso), Simón Gaviria (director del Partido Liberal), Germán Vargas Lleras (presidente de la junta directiva de Buen Gobierno), Sergio Díaz-Granados (presidente del Partido de la U), Hernán Penagos (presidente de la Cámara de Representantes) y Alfonso Prada (representante a la Cámara, disidente del Partido Verde).

Según el comunicado dado a conocer, Vargas Lleras liderará dicho comité, cuya función esencial será la de "diseñar toda la estrategia política con miras a establecer el derrotero de la campaña para la reelección del jefe de Estado, articulando los sectores políticos que integran la Unidad Nacional y los que avalan dicha aspiración". Pero más allá de lo anunciado, en voz baja corre el rumor que la principal decisión tomada en ese primer encuentro fue el respaldo al nombre de Germán Vargas Lleras como fórmula vicepresidencial de Santos.

De ahí que en la foto esté en medio de Simón Gaviria y Sergio Díaz-Granados, los jefes del liberalismo y de la U, partidos donde se han escuchado algunas voces de rechazo e inconformidad ante la posibilidad de que el exministro del Interior y de Vivienda sea el coequipero del presidente en su aventura reeleccionista.

En los mentideros políticos siempre se ha hablado de una "rivalidad" entre la casa Gaviria -incluyendo al expresidente César Gaviria— y Vargas Lleras, en esa supuesta lucha por el poder. De hecho, hace algunos meses, en declaraciones en el programa Hora 20 de Caracol Radio, el jefe del liberalismo llegó a decir que el juego del exministro era esperar a que se frustrara la reelección para lanzarse y hasta lo trató de "desleal" y de haber "traicionado a Serpa y a Uribe".

Y vale la pena recordar que en septiembre del año pasado, en entrevista para el periódico El Tiempo, fue su padre, el expresidente César Gaviria, quien arremetió contra Vargas Lleras: "Está dedicado a hacer sus listas y a inaugurar sus casas solito. Creo que eso lo está haciendo mejor que sus actuaciones en favor de la coalición que respalda al presidente", dijo. Además, reveló que era este quien se había opuesto en un comienzo al nombramiento de Alfonso Gómez Méndez, de línea liberal, como ministro de Justicia y que se vendía como el único leal a Santos.

Y están las versiones de que el pulso es por el poder, pensando en el futuro. Para nadie es un secreto que Simón Gaviria no volverá al Congreso porque pretende ocupar un puesto en el eventual gabinete de Santos en su segundo cuatrienio, y que de cara a 2018 quiere jugar como posible candidato presidencial. Y que Carlos Fernando Galán, hoy cabeza de lista de Cambio Radical al Senado y protegido de Vargas Lleras, también tiene como perspectiva aspirar al solio de Bolívar.

Lo cierto es que todo indica que la reunión del citado Comité Político de la reelección sirvió o para limar asperezas o para que todos recibieran el mensaje del presidente Juan Manuel Santos de que hoy más que nunca se necesita caminar unidos. Y también que a uno que otro inconforme les tocará "tragarse el sapo" de que Germán Vargas Lleras sea la formula vicepresidencial, entre ellos los senadores Armando Benedetti y Roy Barreras, de la U, que han dicho que eso sería como la película de "durmiendo con el enemigo" y que Vargas Lleras será una "piedra de moler en el cuello" para el presidente.

Para alimentar las suspicacias, están las palabras del mismo Vargas Lleras, quien ayer mismo desmintió divisiones entre los partidos de la Unidad Nacional y Buen Gobierno, y enfatizó que la coalición está más fuerte que nunca: "Las diferencias del pasado se han ido superando, y todos nos concentramos es en diseñar una campaña que resulte adecuada, que levante el entusiasmo y que le permita al presidente entrar en contacto con el mayor número de colombianos", manifestó.

Y el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, terminó enviando otra señal, refiriéndose concretamente al tema de la fórmula vicepresidencial: "Si el candidato es Vargas Lleras, magnifico. Es un hombre capaz y el presidente sabrá por qué lo elige, no podemos perder el tiempo en bobadas, estamos apoyando al presidente sin condiciones y lo que el elija o escoja si es liberal o conservador, verde o comunista, hombre o mujer, costeño o cachaco o gay ahí tenemos que estar para rodearlo", agregó.

Como quien dice, el asunto está decidido. Tan es así que en la red social de Twiter, en la noche de este lunes ya corría la noticia como reguero de pólvora. Y en otros sitios de internet se comenzaban a hacer análisis sobre los aportes que le hace el exministro al presidente Santos, siendo el más comentado aquel de que es una fórmula que ante todo le suma votos, pues tiene partido propio y ya se ha probado en el escenario de lo electoral con muy buenos resultados. Y eso sí que importa en momentos en que las encuestas muestran un estancamiento de todas las candidatura, incluyendo la del jefe de Estado, y se hace fundamental neutralizar un posible impulso del uribismo a partir de los resultados de las elecciones de Congreso.

Nadie lo reconoce y a la hora de consultar sobre esta decisión, todos dicen que se trata de un asunto único y exclusivo del presidente Santos. Y es cierto, sólo él tiene la última palabra y hay decisiones que se pueden reversar. Pero cuando el río suena…