Vehemente defensa de una congresista a la adopción por parte de homosexuales

Angélica Lozano dijo que la orientación sexual de una pareja que quiere adoptar no puede ni debe ser un criterio para que el Estado decida o no concederla.

La representante a la Cámara por Bogotá, Angélica Lozano Correa.Archivo El Espectador

Desde el Congreso de la República, Angélica Lozano, una de las defensoras de los derechos LGBTI, dijo que Colombia dará un nuevo paso hacia la igualdad cuando la Corte Constitucional elimine la discriminación “injustificada” para que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños y niñas menores de edad sin restricciones.

La representante de la Alianza Verde dijo que "la adopción es un derecho de los niños, niñas y adolescentes pues les garantiza la posibilidad de crecer y ser acogidos en una familia”.

Es absurdo que hoy se le permita la adopción a una persona homosexual pero se le impida cuando la solicitud se hace en pareja, en el seno de su familia, tomando como criterio para no concederla la orientación sexual", anotó.

Lozano presentó como argumentos estudios científicos de organizaciones como la Asociación Sociológica Americana, las facultades de psicología de las universidades Javeriana, los Andes y la Nacional, que indican que este tipo de adopción no genera problemas en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.

En ese sentido, la congresista señaló que la orientación sexual de una pareja que quiere adoptar no puede ni debe ser un criterio para que el Estado decida o no concederla.

“La decisión de la Corte es un paso más en la garantía de los derechos de las personas del mismo sexo. Hoy en Colombia, los homosexuales pueden adoptar a los hijos biológicos de sus parejas o hacer una solicitud de adopción en solitario, esto quiere decir que las personas solas pueden adoptar, pero las parejas no”, agregó.

La comunidad gay está a la espera de que la Corte se pronuncie sobre la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan adoptar.

Este es uno de los temas que hundió el Congreso en un proyecto que fue debatido en abril de 2013 pero terminó con poco éxito.