Germán Vargas Lleras se salvó del peligro en muchas ocasiones