Al menos 26 millones de colombianos en riesgo por llegada del virus zika

El Ministerio de Salud confirmó este viernes los primeros casos de virus del zika en Colombia.

El Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Salud, confirmó este viernes los primeros nueve casos del virus zika en Colombia, enfermedad que es transmitida por el mismo mosquito responsable del dengue y el chikunguña.

De acuerdo con el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Fernando Ruiz, se pudieron comprobar los casos después de que el Instituto Nacional de Salud (INS) hiciera 98 pruebas en el departamento de Bolívar (13 en Cartagena y 85 en Turbaco).

“Así como sucedió con el chikunguña, el virus del zika llegó a Colombia para quedarse. Esta es una enfermedad que se introdujo en América por la isla de Pascua y posteriormente apareció en Brasil, como lo dimos a conocer en junio pasado, cuando manifestamos que era inminente la llegada de este virus al país”, sostuvo el funcionario.

Según el Ministerio, Cartagena fue la ciudad por donde se introdujo el virus importado, aunque por ahora no es conocido el nexo epidemiológico es decir, la identidad de la persona que trajo el virus.

“Eso significaría que un turista extranjero infectado habría sido picado por el mosquito al que le transmitió el virus y este inició la cadena de infección en la capital del Bolívar”, explicó Ruiz, quien aseguró que el zika es una enfermedad que produce síntomas solamente en una de cada cinco personas infectadas, por lo que habría sido factible que el turista no tuviera ninguno de los síntomas.

“Los mismos 26 millones de colombianos que viven en municipios por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar son susceptibles a padecer zika, pero tenemos una ventaja: el mosquito es menos eficiente a la hora de transmitir el virus y por eso las proyecciones epidemiológicas consideran que no se alcanzarán los 800 mil casos que tuvimos con chikunguña”.

El viceministro detalló que la enfermedad es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que ahora tiene la capacidad de transmitir no solo el dengue y el chikunguña, por lo que elevó un llamado a extremar los controles diarios de criaderos, ya que al eliminarlos se reduce la posibilidad de expansión de la enfermedad.

“Solicitamos extremar las medidas de control de los criaderos, es decir de los depósitos de agua limpia donde se reproduce el mosquito. Si no hay criaderos, no habrá zancudos, dengue, chikunguña ni zika (…) la fumigación no es efectiva porque el zancudo permanece al interior de los domicilios. Cinco días después de la fumigación, ya hay presencia de nuevos mosquitos, que reaparecen con capacidad de resistir al veneno”, precisó Ruiz.

Entretanto, la directora general (e) del INS, Martha Lucía Ospina, explicó el procedimiento de confirmación de la presencia del virus a través de trabajo de campo respectivo, diagnóstico en el laboratorio de referencia de la entidad y envío de una prueba en espejo al Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (EE.UU.) (CDC por sus siglas en inglés) que validó la prueba hecha en el país.

El virus se viene expandiendo en Las Américas. El flujo migratorio de Colombia con Brasil –primer país continental con circulación del virus– es del orden de 14 mil personas mensuales”, advirtió Ospina, al indicar que en el mundo se han presentado tres grandes brotes, de los cuales el más representativo se registró en la Polinesia Francesa, con 29 mil casos sin ninguna muerte confirmada hasta la fecha.

“(Sin embargo) algunas de las personas contagiadas han presentado afectaciones de carácter neurológico como polineuritis, entre otras, en pocos casos”, agregó.

Síntomas del virus

En general, la enfermedad por virus zika presenta una evolución benigna. Los síntomas aparecen entre 3 a 12 días después de la picadura por parte del mosquito trasmisor. La infección puede cursar de forma asintomática o moderada.

La enfermedad se caracteriza por la presencia de síntomas como:

  • Fiebre, que puede ser no muy alta.
  • Ojos rojos sin secreción y sin picazón.
  • Erupción cutánea con puntos blancos o rojos.
  • Menos frecuente, dolor muscular y articular.