Cinco ventajas de los madrugadores

Ellos son personas más productivas y presentan menor riesgo de depresión.

El ritmo circadiano es aquel reloj interno que determina los ciclos de sueño. Una cuarta parte de la población tiene un ritmo mayor a 24 horas, lo cual ocasiona que una persona quiera dormir más tarde. Otra cuarta parte tiene un ciclo menor a 24 horas, lo que significa que esas personas se despiertan más temprano cada día.

Estas son algunas ventajas de quienes madrugan con mayor frecuencia:

1. Son más felices
Estudios señalan que los madrugadores son más positivos y alegres. Renee Biss, estudiante de la Universidad de Toronto y del Rottman Research Institute, dijeron a The Huffington Post que a niños, jóvenes y a adultos les beneficia el horario diurno y propicia una mayor cantidad de experiencias positivas. En este caso, los investigadores manifiestan que la exposición a la luz natural puede actuar como estimulante.


2. Obtienen mejores notas

Algunos comportamientos como dormirse y levantarse más temprano pueden producir buenas notas gracias a que estas personas tendrán menos posibilidades de desconcentrase con actividades nocturnas. Igualmente tendrán más ventajas en las mañanas, pues llegarán más temprano a clase, dice Daniel Taylos, investigador de la Universidad del Norte de Texas a WebMD.


3. No necesitan que su alarma suene varias veces
Generalmente las personas madrugadoras cuentan con más energía para empezar sus días, pues no se han desvelado en la noche anterior. Por ende, no necesitarán programar sus alarmas durante varias ocasiones.


4. Son más productivos

Antes de que una persona que se duerme tarde se haya levantado de su cama, un madrugador ya ha hecho ejercicio, ha desayunado y adelantado labores del día, pues ellos optan por planificar sus actividades desde que abren los ojos.


5. Son más meticulosos
Quienes se trasnochan suelen tener más cansancio durante todo el día, ser despistados y olvidadizos. En cambio, los madrugadores son más eficientes, organizados, meticulosos y prestan más atención a los detalles de cada día.