Colombia firmó acuerdo sobre ética en salud

Durante la “Conferencia sobre Cumplimiento en América Latina”, el país ratificó un documento donde se compromete a dar mayor cobertura médica y mejorar el servicio de salud para los colombianos.

Representantes de AdvaMed y de la Cámara de Dispositivos e Insumos Médicos (ANDI), junto a delegados internacionales en la firma del acuerdo.Cámara de Dispositivos e Insumos Médicos (ANDI)

La semana pasada, en la “Conferencia sobre Cumplimiento en América Latina 2017”, los representantes de distintas compañías alrededor del mundo se reunieron en Bogotá para firmar La Coalición Interamericana de Ética Empresarial. Países como Japón, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Argentina y Colombia ratificaron el acuerdo.

Este documento compromete a las industrias de la salud a actuar con trasparencia, tener buenas prácticas organizacionales y no mal gastar los recursos. Así como también las invita a reducir los gastos, mejorar la prestación del servicio, brindar mayor cobertura y acceso de los pacientes a la tecnología médica.

“El rol principal de la coalición consiste en desarrollar y armonizar los códigos de ética de la región y darle herramientas al sector para implementarlos. Por eso, estamos creando un plan de acciones continuas, para la revisión anual de los principios establecidos y así verificar que los países firmantes cumplan con las políticas de este frente común”, aseguró Nancy Schwalje Travis, vicepresidenta de cumplimiento de AdvaMed.

En la Conferencia, los países establecieron siete valores que deberían regir el mercado de la tecnología médica, como la responsabilidad con la vida y la salud de las personas, integridad, independencia, transparencia, interés legítimo y rendición de cuentas. 

Según explicó Marisol Sánchez, directora ejecutiva de la Cámara de Dispositivos Médicos e Insumos para la Salud de la ANDI, “la apuesta está en que los códigos de ética estén alineados a principios de integridad y transparencia en congresos, entrenamientos, donaciones y demostraciones de producto; entre otros, lo cual le brinda garantías al paciente”.

Este acuerdo no solo trae beneficios para los pacientes sino también para las empresas. Pues un estudio realizado por la firma Compliance and Ethic Leadership Council, demostró que las compañías que cuentan con un índice de integridad más alto ven un retorno de la inversión en 16 puntos porcentuales, por encima de aquellas que tienen una reputación mucho más baja.

Por eso, el reto ahora es hacer cumplir el documento. De acuerdo con el secretario de Transparencia de la Presidencia de la República, Camilo Enciso, “los episodios que ha conocido la opinión pública recientemente, están marcando la necesidad de avanzar más rápido para prevenir actos de corrupción de manera contundente, capacitando a los funcionarios, generando canales de denuncia, modernizando los códigos de ética y trabajando en pactos de autorregulación”.