El clima dio forma a las narices humanas

Un nuevo estudio aseguró que las fosas nasales son más amplia en las poblaciones que viven en condiciones cálidas y húmedas, mientras que son más pequeñas en las personas que habitan en ambientes fríos y secos.

El estudio fue hecho por investigadores de Estados Unidos, Irlanda y Bélgica.Flickr

De acuerdo con una investigación publicada hoy en la revista Plos Genetics, las narices de los humanos se moldearon de acuerdo a los climas cambiantes. Los investigadores del estudio dicen que las fosas nasales son más amplia en las poblaciones que viven en condiciones cálidas y húmedas como las africanas. Mientras que las poblaciones que viven en latitudes altas, como el norte de Europa, desarrollaron estrechas aberturas en la nariz como una adaptación a las condiciones frías y secas.

Como aseguró Arslan Zaidi, autor del estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, “la gente ha pensado durante mucho tiempo la diferencia en la forma de la nariz entre los seres humanos en todo el mundo que puede haber surgido como resultado de la selección natural debido al clima”. Sin embargo, mientras muchos estudios se centraban en las mediciones de cráneos humanos, el nuevo observó la forma de la nariz.

Los investigadores de Estados Unidos, Irlanda y Bélgica observaron las variaciones de la nariz a través de imágenes faciales 3D. Durante el proceso, tomaron las medidas de 476 voluntarios del sur de Asia, el este de Asia, África occidental y el norte de Europa.

Los resultados revelaron que dos de los siete rasgos relacionados con la nariz difieren entre las poblaciones. Con un análisis más detallado de los participantes africanos y europeos se confirmó que la forma de la nariz es heredable, pero al equipo científico le interesaba ir más allá y ver si existía una relación entre la nariz y el clima.

Pues bien, un nuevo análisis con 140 mujeres de diversos lugares de Africa, Asia y Europa y de su asendencia arrojó que la anchura de las fosas nasales está vinculada a la temperatura y a la humedad. Así que a aquellos participantes cuyos antepasados ​​vivieron en climas cálidos o húmedos cuentan con los orificios más amplios, que aquellos cuyos antepasados ​​vivieron en climas fríos o secos.

Zaidi explicó que esto puede deberse a que los conductos nasales estrechos  aumentan el contenido de humedad del aire y deja que se caliente, previniendo así el frío y los problemas en las vías respiratorias.

Por otro lado, hubo expertos que no se mostraron muy de acuerdo con esta teoría. Fue el caso de Noreen von Cramon Taubadel, de la Universidad de Buffalo, Nueva York, entrevistada por the Guardian y quien que no participó en el estudio. Para ella, las presiones climáticas eran poco probables que cuenten la historia completa, cuando en realidad se trataban de posibles adaptaciones de la nariz. 

"A pesar de que la anchura nasal puede estar sujeta a la selección natural, no está claro que esto está siendo impulsado por el clima", comentó la experta.