Los tatuajes que advierten sobre el estado de salud

Una tinta con biosensores revela la cantidad de azúcar, el sodio y el nivel de PH en la sangre. Este invento del MIT y Harvard es un avance en biotecnología para los diabéticos, quienes deben monitorear su glucosa con frecuencia.

Mit Media Lab / Crédito: Viirj Kan, Katia Vega

Tener un tatuaje podría no ser tan solo un deseo estético. Una innovadora tinta creada por investigadores norteamericanos es el medidor de glucosa ideal para personas con diabetes. Este invento, grabado en la piel como un tatuaje tradicional, cambia de color en respuesta a los niveles de azúcar, sodio y nivel de pH en la sangre. (Vea: Tragar peces vivos para curar el asma) 

Investigadores del Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Escuela de Medicina de Harvard nombraron este proyecto como DermalAbyss. Un invento que combina tatuajes con biotecnología, convirtiendo los grabados de la piel en un biosensor para advertir las variaciones en los líquidos corporales. Estos líquidos, conocidos como tisulares y compuestos en su mayoría por agua, son los que permiten el intercambio de electrolitos, nutrientes y oxígeno entre las células humanas.

Así, el tatuaje funciona como un acceso directo a los procesos metabólicos internos. Advirtiendo el estado de los fluidos a partir de 4 sensores que reaccionan a información química bajo la piel. En el caso del pH, la tinta cambia de morado a rosado, en cuanto a la glucosa, los colores varían entre azul y café. Asimismo, frente al sodio y el segundo sensor de acidez, el tinte se vuelve fosforescente, alcanzando una intensidad por debajo de la luz ultravioleta.

Pese al avance tecnológico, los autores no piensan aún en el desarrollo de éste como producto o prueba clínica. Hasta hora, la tinta solo ha sido probada sobre el injerto de la piel de un cerdo, donde resultó efectivo el monitoreo del biosensor. De esta manera, DermalAbyss podría ser la solución para las personas con diabetes, quienes son vigilantes permanentes de su propia sangre.