Nueva prueba de sangre detectaría cáncer de páncreas en primeras etapas

Un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine reveló que la detección temprana de los tumores tiene un impacto en la reducción de la mortalidad de muchos tipos de cáncer, incluyendo los de colon, mama y cuello uterino.

Flickr.

Una nueva prueba de sangre podría detectar el cáncer de páncreas en las primeras etapas de desarrollo, proporcionando esperanza para tratar más eficazmente este agresivo tumor diagnosticado con frecuencia demasiado tarde, según un estudio publicado este miércoles en la revista Science Translational Medicine. 

De acuerdo con el coautor del estudio Robert Vonderheide, director del Abramson Cancer Center en la Universidad de Pensilvania, "tener un biomarcador para esta enfermedad podría cambiar radicalmente las perspectivas para estos pacientes. La detección temprana de los tumores tiene un impacto importante en la reducción de la mortalidad de muchos tipos de cáncer, incluyendo los de colon, mama y cuello uterino". 

Actualmente, cuatro de cada cinco pacientes mueren dentro del año posterior al diagnóstico y sólo 5% continúan vivos después de cinco años. Utilizando tecnología de células madre para crear una línea celular de un paciente con cáncer de páncreas avanzado, los investigadores fueron capaces de retroceder la progresión de la enfermedad. Al hacerlo, encontraron un par de biomarcadores -o identificadores sanguíneos- asociados con las diferentes etapas de la progresión de este cáncer

"Desgraciadamente, las personas con cáncer de páncreas a menudo son diagnosticadas demasiado tarde para ser operadas y tratadas de manera efectiva", añadió el investigador. 

Un biomarcador conocido como trombospondina-2 (TSP2) en combinación con otro biomarcador en sangre, el CA 19-9, presente en las etapas finales de cáncer de páncreas "permitieron identificar consistente y correctamente todas las etapas del cáncer", dijo el autor principal Ken Zaret, director del Penn Institute para Medicina Regenerativa. 

La combinación de estos dos biomarcadores "ha identificado las primeras etapas de desarrollo del tumor más eficazmente que cualquier otro método conocido" hasta la fecha, añadió. 

La población objetivo de este nuevo análisis de sangre son las personas con antecedentes familiares de cáncer de páncreas, los genéticamente predispuestos a la enfermedad o aquellos que desarrollaron diabetes después de los 50 años.