Nuevo rifirrafe entre Minsalud y Novartis por el precio del Imatinib

La intención del Ministerio de permitir que más laboratorios comercialicen este medicamento -y así reducir su valor comercial- ha desatado una pelea entre esta cartera y la farmacéutica Novartis, que rechaza el anuncio porque, según ella, no hay motivos suficientes que justifiquen esta medida.

El Imatinib es comercializado actualmente por cuatro laboratorios. / Cristian Garavito
El Imatinib es comercializado actualmente por cuatro laboratorios. / Cristian Garavito

Ayer se escribió un nuevo capítulo en la pelea por el medicamento Imatinib, la cual ha enfrentado en los últimos seis años al Ministerio de Salud con la farmacéutica Novartis. ¿La razón? Este medicamento anualmente le costaba al sistema de salud cerca de $67.000 millones.

En entrevista con una emisora local, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, ratificó que la declaración de interés público del Imatinib, usado para tratar la leucemia mieloide crónica (LMC) sigue en firme. Con esto, Novartis pierde la exclusividad en la comercialización del Imatinib, lo que permite que los colombianos accedan a él a un precio mucho más barato que el actual.

“Procederemos sin demora a la fijación de precio con una reducción de algo más del 45 % frente a lo que pagaba el sistema de salud”, señaló Gaviria.

Ayer también, el Ministerio dio a conocer una circular que establece una metodología para regular los precios de medicamentos que hayan sido declarados de interés público, entre ellos el Imatinib.

Los precios se definirán basados en el precio de referencia internacional, un cálculo que realizará el Ministerio de Salud luego de comparar el precio del medicamento en 17 países, y posteriormente se procederá a firmar la respectiva resolución.

Inmediatamente después de las declaraciones del ministro en radio, Novartis, que comercializó por años de manera exclusiva el medicamento bajo el nombre de Glivec, rechazó la intervención por considerar que la medida no tiene una justificación válida.

Según la farmacéutica, la decisión del ministro no tiene relación con un problema de salud pública, pues “actualmente todos los pacientes que necesitan Glivec en Colombia tienen acceso al medicamento. (...) No hay escasez, y no hay evidencia de otros problemas de acceso”, como señala en un comunicado. “El Gobierno ha fijado y ejerce control de precios sobre Glivec y ha reducido el precio dos veces en los últimos tres años”.

Adicionalmente afirmó que “(e)l mercado colombiano es altamente competitivo y ofrece oportunidades para la comercialización de genéricos que no infringen la patente de Glivec”.

A esta afirmación, el Ministerio de Salud respondió en una comunicación que, aunque efectivamente existen 16 registros para producir el Imatinib, según el Invima, sólo tres diferentes a Novartis reportaron estar comercializándolo y se encuentran actualmente en líos legales con la multinacional farmacéutica.

“No puede suponerse que existe un escenario de libre competencia en el mercado si alguno de los productores de genéricos es susceptible de acciones legales en su contra”, señala el Ministerio.

Novartis ha comercializado Glivec por 12 años en Colombia y se ha enfrentado en los últimos años con el Ministerio de Salud. Aunque el medicamento ha demostrado ser muy efectivo para el tratamiento de la LMC, el número de pacientes en el país que sufren esta enfermedad (3.200) no es muy alto, pero, dado que el medicamento está incluido en el Plan Obligatorio de Salud, al país le ha costado cerca de $400.000 millones en seis años.