“Petición de Afidro es una locura”

Óscar Andia, director del Observatorio de Medicamentos, cuestiona la pretensión de las casas farmacéuticas de que se ajusten los precios de acuerdo al aumento del dólar.

El tire y afloje por los precios de los medicamentos en Colombia parece una historia sin fin. Cuando apenas han transcurrido unos meses desde que comenzó a implementarse un esquema de control a los fármacos, Afidro, el gremio que representa a 18 multinacionales, le solicitó al Gobierno que les permita aumentar los precios pues consideran que la debilidad del peso colombiano frente al dólar está afectando sus finanzas.

En los últimos 12 meses el peso colombiano ha perdido 29% de su poder frente al dólar. El presidente de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro), Francisco de Paula Gómez, comentó al diario Portafolio que “es indispensable que se aplique de manera técnica y consultando la realidad macroeconómica”. El gremio argumenta que los altos precios del dólar están afectando la importación de los fármacos.

La propuesta de Afidro ha generado debate entre los expertos en el tema. Y también muchas preguntas. Óscar Andia, director del Observatorio de Medicamentos de la Federación Médica Colombiana, cree que la nueva pretensión de las casas farmacéuticas es “inadmisible” y “una locura total”.

Andia, uno de los médicos que más han estudiado el comportamiento de la industria farmacéutica en Colombia, argumenta que los precios actuales de los medicamentos, a pesar del control de precios, ya están por encima de un nivel justo. El esquema de control de precios que estableció el gobierno colombiano sigue una metodología que establece un precio máximo de venta a partir de los precios en 17 países de referencia. Es decir, el precio al que hoy se venden esos medicamentos está por debajo de los precios exorbitantes de otras épocas, pero por encima del precio mínimo al que se podrían vender manteniendo un margen de ganancia razonable.

Otro de los argumentos de Andia es que Afidro pretende que la medida se aplique a los 834 fármacos que hoy están en la lista de control de precios. Pero para él eso es problemático, pues en realidad, a la fecha, de esa lista tan sólo 254 están siendo regulados efectivamente. “Están aprovechando cualquier pretexto para hacer subir los precios. Ahora quieren afectar todos los productos”, dice Andia.

Por último, el médico recordó que el Ministerio de Salud acaba de permitir un aumento en los precios por un valor equivalente a la inflación registrada en 2014, es decir, 3,66%.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que la petición de Afidro está siendo estudiada y explicó que la respuesta tomará algunos meses porque dependerá, entre otras razones, de la estabilización del precio del dólar y otras variables.

Muchas cosas no están claras en este debate. Por ejemplo, qué tanto la misma industria farmacéutica que hoy reclama un incremento por un dólar caro ajustó los precios de sus importaciones cuando el precio era más bajo. Tampoco está muy clara la relación entre el precio del dólar y los medicamentos fabricados dentro y fuera de Colombia. La mayoría de los que reclama Afidro son fabricados afuera y por lo tanto no son resultado de insumos importados a Colombia que se estén viendo afectados por el precio del dólar.

El ministro de Salud anunció que un equipo técnico analiza el caso, pero tomará un tiempo decidir a favor o en contra.